Palos para todos

Zabaleta: "No fue la Selección la que no quiso, la política no puede"

"Tenemos que dejar de ver a la gente a través de un largavistas", expresó el intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, quien justificó la actitud del seleccionado nacional de no querer pasar por la Casa Rosada porque es la política la que está lejos de la gente.

Alejandro Cancelare
Alejandro Cancelare viernes, 23 de diciembre de 2022 · 08:35 hs
Zabaleta: "No fue la Selección la que no quiso, la política no puede"
Foto: Télam

El intendente de Hurlingham, Juan Zabaleta, ya decidió hacer y vivir la política de acuerdo con sus propios parámetros, sin ajustarse a los mensajes de la corrección política o a los discursos oficiales que hacen de cada situación una cuestión de vida o muerte.

“El problema no es la Selección decidiendo no acercarse a la política; es la propia política, que está lejos”, señaló Zabaleta, y añadió: “La política, que es una herramienta enorme para que la gente viva mejor, actualmente debe haber agotado los binoculares que se venden en la Argentina porque hoy mira con largavista lo que está sucediendo en el país, más que cara a cara”.

En declaraciones en Radio Neura, con Alejandro Fantino, el intendente criticó duramente a la dirigencia política y les reclamó estar donde está la gente, sin esperar que ella venga hacia ellos. “Estamos mirando de lejos lo que está pasando. Propios y extraños”, agregó.

“Por ejemplo, te dicen que en la escuelita San Damián, que es un club de la Liga de Fútbol, falta el playón y los pibes lo necesitan porque en el potrero cuando levanta polvo no se ve ni la pelota, entonces uno se asoma desde el despacho con el largavistas y dice que sí, que hace falta el playón. Pero no, flaco, salí y construí el playón”, ejemplificó.

A pesar de su pasión por el automovilismo, Zabaleta utilizó un término bien futbolero para remarcar cómo el oficialismo debe definir sus diferencias, que también considera que son más que notorias. Para él, “hay que debatir las diferencias, pero desde adentro, en los vestuarios, porque afuera la gente está golpeada, hay 36,5% de pobres, y no podemos mirarlo desde lejos”.

Lapidario, y dejando en claro que cada vez está más lejos de las situaciones derivadas por otros temas como la coparticipación, lawfare y otros que instalan desde el oficialismo, el jefe comunal describió que “mientras transito, en el mano a mano con mis vecinos con este privilegio que tengo de ser intendente y estar con ellos, me hablan sobre inflación, inseguridad, y trabajo. Tenemos que hacernos cargo”, reclamó.

El exministro de Desarrollo Social de la Nación se fue del Gabinete no solo para recuperar el control de su distrito, que había quedado en manos de la dirigencia de La Cámpora sino, también, para evitar ser parte de discusiones que, en muchos casos, considera secundarias e irrelevantes.

Su negativa a participar de actos públicos fuera de su distrito es una muestra de todo eso y por eso no estuvo en ninguna de las últimas fotos que se mostraron en post de la unidad del Frente de Todos ni tampoco firmó documentos que sí acompañaron algunos de sus colegas intendentes.

Archivado en