Chau burocracia: Impuesto único provincial y un domicilio digital

Chau burocracia: Impuesto único provincial y un domicilio digital

Impuestos y burocracia, dos palabras que todos los ciudadanos sabemos qué significan, no solamente porque lidiamos con ellas sino porque nos traen varios dolores de cabeza.

Lucas Ilardo

Lucas Ilardo

Proyectar el futuro de Mendoza implica pensar en el avance de las nuevas tecnologías, modernizar al estado, y sobre todo, atender las nuevas demandas de la sociedad. En este sentido, el objetivo de esta propuesta es simplificar la vida a los mendocinos y optimizar las funciones del estado. Una de las definiciones del diccionario indica que la burocracia resulta de la administración
ineficiente a causa del papeleo, la rigidez y las formalidades superfluas. Papeleo. Allí vamos: Para esto propongo acabar con la burocracias del Estado y crear de un impuesto único provincial y un domicilio digital electrónico.

El primero de ellos consistiría en que cada mendocino cuente con un “DNI impositivo digital”, con la funcionalidad de un código QR, que contenga todos los impuestos que tenga que pagar esa persona, de manera que se unifique el sistema para que haya un solo medio de pago, que solamente llegue una vez al año y con el monto total a pagar.

De acuerdo a la articulación con los diferentes organismos o municipios, los mismos impuestos estarían segmentados como en cualquier resumen de tarjeta, pero con la facilidad de pagar una sola vez. De ninguna manera estamos proponiendo crear un nuevo impuesto, sino unificar los existentes para simplificar trámites y, una vez más, papeles.

Con esto se podría lograr una mayor recaudación por parte del Estado por el simple hecho de ser único. Sumado a esto, se podría plantear la creación del domicilio digital electrónico para todo tipo de notificaciones por parte del Gobierno, como otorgamiento de licencias de conducir, trámites administrativos, renovación de DNI, etc.

El mismo sería proporcionado por el Estado provincial a todo mendocino mayor de 18 años para notificar, sin atravesar escollos como los cambios de domicilio, cambios de trabajo o viajes. Se podrían notificar no sólo cuestiones fiscales, sino, sobre todo, cuestiones de seguridad y judiciales aportando celeridad a los procesos. Se generaría un ahorro logístico, burocrático y principalmente de eficiencia en el uso de los recursos humanos para ofrecer mejores servicios a los ciudadanos.

En el fondo hablamos de eso, en una provincia con una altísima presión impositiva, del 4,8%, y superior a la media nacional del 3.9%, es lo mínimo que se puede esperar. Si el Gobierno no trabaja para eso, ¿qué está haciendo?

Lucas Ilardo, senador provincial por Mendoza, presidente del bloque PJ

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?