Cristina Fernández de Kirchner gana terreno en el PJ mendocino y Alberto retrocede

Cristina Fernández de Kirchner gana terreno en el PJ mendocino y Alberto retrocede

El movimiento Evita tuvo cambio de autoridades. La nueva conducción, al mando de Lautaro Cruciani, acercó al movimiento al kirchnerismo local en las últimas semanas. Buscan participar de las elecciones del 2023 dentro del FdT. En cambio, A23 pierde visibilidad.

Laura Fiochetta

Laura Fiochetta

El sábado pasado fue electo el nuevo presidente del movimiento Evita en Mendoza. Se trata de Lautaro Cruciani, en reemplazo de Luis Böhm, quien asumirá un cargo en la conducción nacional. Ahora, la agrupación que cuenta con un gran trabajo territorial abrió el diálogo con el kirchnerismo local, representado por La Cámpora y Unidad Ciudadana. Quieren postular candidatos dentro del PJ el año que viene. En tanto que el albertismo representado por A23 perdió visibilidad tras su presentación en junio pasado.

“Felicitaciones Lautaro Cruciani, nuevo secretario del movimiento Evita Mendoza. Hace muchos años venís laburando y hoy tenés tu merecido reconocimiento. Todo el éxito en esta nueva responsabilidad. A trabajar por una Mendoza en la que entren todos y todas”, twitteó el presidente del bloque de Senadores del Frente de Todos y uno de los referente de La Cámpora, Lucas Ilardo.

Durante la gestión de Böhm, a tono con los posicionamientos de la agrupación a nivel nacional, el movimiento Evita fue crítico de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner – principalmente por su postura para que las agrupaciones dejen de manejar los planes sociales- y se mantuvo alejado del kirchnerismo local.

Hace unas semanas, la situación cambió en la provincia. En primer lugar la elección de Cruciani al frente es clave: es el hermano de Itatí Cruciani quien trabaja con la diputada nacional Marisa Uceda, también integrante de La Cámpora. Pero, más allá de ese detalle, hay una decisión de los referentes locales, - tanto de Böhm, de Cruciani como así también de Daniel Urquiza, quien recientemente asumió como delegado del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) y es el referente del movimiento Evita de Las Heras- de tener un espacio de acercamiento al kirchnerismo.

Esta determinación ya fue transmitida a los líderes kirchneristas locales y será más visible el año próximo cuando se armen las listas para las elecciones generales. El movimiento Evita quiere competir en cuatro departamentos: Las Heras (Urquiza es precandidato a intendente); Guaymallén (donde competirá Cruciani), Rivadavia y San Carlos (donde se postularía Lorena Martín, quien está al frente del PAMI San Carlos). Esa disputa quiere darla dentro del PJ bajo el sello de Unidad Ciudadana, que es la denominación que tiene el espacio que representa a Fernández de Kirchner. Esa es una diferenciación del movimiento Evita a nivel nacional que tiene su propio partido

A23 perdió presencia

Como contrapartida a el terreno que gana Cristina, como ocurre a nivel nacional en la interna del Frente de Todos, la figura del presidente Alberto Fernández también se ve relegada en Mendoza. La versión local de la agrupación que lo apoya, A23, desde su lanzamiento en junio que tuvo una tibia convocatoria, fue perdiendo visibilidad en la provincia, algo que desde ese grupo niegan.

De hecho, había expectativa de que tuvieran un precandidato a gobernador del sector pero por ahora nada de eso ha ocurrido. El referente local, Alberto Sabatini sostuvo: "Estamos trabajando y muchísimo. Tanto como A23 como Agenda Mendoza. El 15 de octubre tenemos un encuentro en Guaymallén. Nos interesa participar en el proceso interno del PJ no desde lo conflictivo Pensamos que tenemos que dar un debate para ver quién debe conducir los destinos del peronismo local" sostuvo en relación a los comicios del próximo 11 de diciembre. "Seguimos bancando al presidente Alberto Fernández", aclaró. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?