Control del uso del agua: cuántos medidores colocará Aysam y dónde

Control del uso del agua: cuántos medidores colocará Aysam y dónde

El presidente de Aysam, Alejandro Gallego, habló en MDZ Radio y explicó los motivos por los que el Ejecutivo instalará medidores de agua en el Gran Mendoza. Además, detalló quienes serán los primeros usuarios que serán controlados.

MDZ Radio

MDZ Radio

El titular de Aysam, Alejandro Gallego, brindó detalles acerca de quienes serán los primeros usuarios que serán controlados por medio de los medidores de agua. Serán 500 en una primera instancia, de los 20.000 totales. El objetivo es controlar el consumo y evitar derrochar el agua.

"Los barrios privados serán los primeros usuarios que serán controlados”, dijo Gallego y develó las características que estudia Aysam para determinar quienes son los grandes consumidores del recurso hídrico. 

"Los barrios privados serán los primeros que estarán controlados con medidores. En algunos casos particulares estas viviendas ya poseen sus medidores. Se iniciará en estos sectores y la idea es expandirnos por la provincia. Asimismo, Ayasam mediante la tecnología, puede determinar quiénes son los usuarios que más consumen al determinar el tamaño de la vivienda, jardines y el uso de piletas” expresó. 

Además, añadió: “Las demarcaciones serán por zonas y viviendas. En las zonas de mayor consumo serán controladas mediante la medición por vivienda y en las zonas de menor consumo serán medidos por medio de la macromedición. La idea central es controlar a todas las viviendas”. 

Alejandro Gallego, presidente de Aysam. 

Gallego sostuvo que “el recurso hídrico es un bien escaso que se debe controlar y la mejor forma de hacerlo es midiendo el consumo de agua potable”. “El mundo ha comprobado que gracias al uso de medidores, el consumo de agua ha bajado entre un 20% y 30%. Esto demuestra que midiendo el recurso se cambian los comportamientos de los usuarios. Si nosotros estamos tomando agua de un río que se usa tanto para el consumo humano como para el consumo agrícola y no disminuimos su consumo en un par de años, el recurso comenzará a escasear para ambos sectores”, remarcó el presidente de Aysam.

Al mismo tiempo, indicó que la empresa isrealí Mekorot le ha inculcado a Mendoza el hábito de medir el agua, “ya que al desconocer cuánto derrochamos no podemos administrar de una manera eficiente el recurso hídrico".

“Lo que no se puede medir no se puede administrar y eso nos han inculcado desde Mekorot. Por eso, la medición tiene que estar alineada con el mejoramiento de la redes potables y al no hacerlo sería absurdo. Producto del cambio climático, el agua se ha convertido en un recurso escaso y significa que tenemos el desafío de administrar mejor”, sentenció.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?