El apetito voraz de La Cámpora por los puestos, las cajas municipales y más

El apetito voraz de La Cámpora por los puestos, las cajas municipales y más

Desde que la intendenta quilmeña Mayra Mendoza asumió el 10 de diciembre del 2019 fue llenando el municipio de militantes de la organización. Algunos, sin estudios ni experiencia previa para ocupar puestos clave. Ahora, esto se trasladó a otras dependencias.

José Luis Carut

José Luis Carut

Sabida es la voracidad de la organización fundada por Máximo Kirchner, La Cámpora, para ocupar cargos clave en la estructura gubernamental, tanto en la Nación como en la provincia de Buenos Aires. Más aún, si esos lugares no sólo aportan poder sino suculentas cajas.

Como por ejemplo, los ministerios del Interior y de Ambiente de la Nación y los ministerios bonaerenses de Salud, Desarrollo de la Comunidad y el flamante ministerio de Ambiente. No hay que olvidarse del manejo de otras cajas, como la del PAMI (administrada por la cuestionada Luana Volnovich), Aerolíneas Argentinas, ANSES, YPF, Correo Argentino, AFI (además de la caja es el manejo de los espías) y en la Provincia de Buenos Aires la caja del IPS (el Instituto de Previsión Social).

En los cuatro municipios bonaerenses gobernados por La Cámpora –Quilmes, Hurlingham, Mercedes y Carmen de Areco- el apetito voraz por los puestos y las cajas municipales, también están a la orden del día. Pero en el caso de Quilmes, la voracidad de la intendenta va más allá del municipio. Con el visto bueno del gobernador Axel Kicillof, Mayra Mendoza coloniza dependencias de Salud y Educación que son de la órbita de la provincia de Buenos Aires y no de su municipio.

Días atrás se conoció, por la denuncia de la oposición y de los trabajadores de la Salud, el desplazamiento de los directivos del Hospital Provincial “Dr. Isidoro Iriarte”. Desde la oposición denuncian que los directivos fueron reemplazados por militantes, ex empleados municipales que no tendrían experiencia ni capacidad para ocupar esos cargos. Entre los nuevos nombramientos figuran licenciados en Ciencias Sociales recién recibidos, podólogos, asistentes sociales y otras profesiones que no tienen formación ni experiencia en salud pública.

Mayra Mendoza recibió muchas críticas cuando el año pasado se internó en el Sanatorio Austral, uno de los nosocomios más importantes del país, para ser intervenida quirúrgicamente, y no en el hospital público de su municipio.

MDZ habló con representantes de la C.I.C.O.P (la asociación de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires) y con la oposición quilmeña sobre la situación en el Hospital Provincial “Dr. Isidoro Iriarte”.

Sebastián Galiñanes, presidente de la C.I.C.O.P seccional Quilmes y jefe del Servicio de Bacteriología del Hospital Provincial Dr. Isidoro Iriarte, aclaró que "la situación que están atravesando en el hospital es de extrema gravedad porque depende de la provincia y no del municipio y la gente que están poniendo desde el municipio para ocupar puestos clave no es idónea".

Y agregó: “El único cargo que quedó de la vieja dirección, por ahora, es el del director ejecutivo, a cargo del Dr. Juan Fragomeno. Mientras que los directores asociados fueron desplazados por empleados municipales militantes de La Cámpora sin ningún tipo de experiencia e idoneidad para ocupar esos cargos”.

El titular de la Asociación de los Profesionales de la Salud de Quilmes dijo que los dos directores asociados, que fueron puestos por la intendenta Mayra Mendoza, llegaron con 7 asesores cada uno, “algo insólito”. Tomaron posesión de los cargos en la tarde noche, cuando la actividad fuerte del hospital es a la mañana, desplazando a los directivos que no habían sido notificados.

Asimismo, Galiñanes afirmó: “Uno de los directores asociados desplazados es el director contable Santiago Príncipe, que es contador y hace 7 años que trabajaba en el hospital y se encargaba de compras, licitaciones y toda la parte administrativa hospitalaria. Una persona experimentada e idónea para el cargo. El otro desplazado es el Dr. Cañete, jefe del Área de Infectología del hospital. Es un profesional muy prestigioso y respetado por sus colegas, hizo un trabajo extraordinario durante toda la pandemia. Fueron desplazados sin ningún motivo y cuando preguntamos por qué los sacaban contestaron que era una cuestión política y no dieron más explicaciones.”

El presidente de la C.I.C.O. P de Quilmes agregó: “En su reemplazo vinieron dos militantes de La Cámpora con siete asesores. Nunca en el Hospital habíamos tenida asesores. Es una figura que no existe, sospechamos que van a ir ocupando jefaturas de servicio en forma irregular sin concursar. La situación es toda irregular, muy turbia. El director que va a ocupar el área contable es un licenciado en Comunicación Social, que lo único que conocemos es que se recibió hace poco, que entró al municipio hace 2 años y es militante de La Cámpora. Y el otro director asociado militante es el Dr. Pepe, cardiólogo. Nunca trabajó en el Hospital. El único antecedente que tiene es el de haber coordinado durante 4 meses un hospital modular que se ocupaba de los pacientes COVID y fue denunciado por no ir a trabajar. La poca referencia que tenemos de esta persona es realmente mala, no conoce el Hospital, no es compañero nuestro. Es gente que no está preparada para ocupar esos cargos, están ahí porque son amigos del gobierno de turno. Nosotros estamos pidiendo es que los directivos asociados lleguen a ese cargo por concurso y que sean personal del Hospital”.

Es gente que no está preparada para ocupar esos cargos, están ahí porque son amigos del gobierno de turno.

En tanto, el Dr. Sebastián Galiñanes, dijo: “Esta gente que no está preparada viene a hacer política barata, a hacer campaña. Sospechamos que vienen a quedarse con la caja del Hospital, hay muchas obras anunciadas para este hospital. El ministerio giró plata al municipio para distintas obras que tendrían que haber empezado en agosto y nunca se ejecutaron, no sabemos dónde está esa plata”.

Asimismo, denuncio que los trabajadores del hospital son apretados y amenazados por los nuevos directores asociados y sus asesores, “gente que recién entró al hospital dándole órdenes a gente que hace años está trabajando y conoce perfectamente cuál es su trabajo”.

En MDZ también hablamos con la exconcejala de Juntos por el Cambio Jorgelina Koss Gobar, referente del PRO y trabajadora de la Salud, quien ratificó lo dicho por el presidente de la C.I.C.O.P seccional Quilmes y agregó: “El Hospital siempre dependió de la provincia, que era desde donde se organizaba la dirección. Poniendo en esos cargos a personal idóneo, preparado no sólo en el área de Salud sino también en la administración pública de la salud. Esto que está pasando significa la entrega del Hospital Iriarte por parte de Kicillof a Mayra Mendoza, como ofrenda política para que La Cámpora se haga de otra caja estatal, poniendo en riesgo el trabajo de profesionales independientes y la salud de los quilmeños”.

 El documento presentado por los trabajadores del Hospital Iriarte al único director que no fue desplazado, rechazando al nuevo directorio.

Por otra parte, la exconcejala dijo que el Hospital Iriarte no es el único lugar donde Mayra Mendoza está “colocando” a militantes de La Cámpora. Denunció que en la escuela de Municipal de Bellas Artes “Carlos Morel”, que depende de la Dirección General de Escuelas Bonaerense, están jubilando desde el año pasado antes de tiempo a docentes y a personal, de forma arbitraria “para ocupar esos lugares con docentes que responden a la militancia”.

Jorgelina Koss Gobar añadió: “A poco de asumir, Mayra Mendoza inventa un cargo de directora general de la escuela, poniendo una persona de su riñón. Esta persona llama a concurso después de varias denuncias recibidas, pero de manera irregular. Solo les manda un mail a algunos de los aspirantes para ocupar esos cargos, otorgándoles mayor tiempo de los que permiten los tiempos legales de un concurso”. Y agregó: “¡Oh sorpresa! Quienes recibieron ese mail son todos militantes de la intendenta. Enterados de esto los directivos de la escuela, profesores y aspirantes a ocupar esos cargos, que se vieron perjudicados por esta maniobra, decidieron hacer una presentación en la Dirección General de Escuelas para que se anule este concurso y se llame a uno que sea transparente”.

???Docentes y alumnos autoconvocados piden la anulación del concurso de la Escuela de Artes.

La referente del PRO de Quilmes sostuvo: “Veo difícil que desde educación de la Provincia resuelvan esta situación”. Y agregó: “Esto es un plan orquestado desde Nación y Provincia. No se trata de una idea alocada de una intendenta. Es por eso que, si los particulares damnificados no tienen una respuesta favorable, tienen pensado presentar un recurso de amparo ante la Justicia para frenar esta situación”.

Lo que está pasando en Quilmes no se trataría de un hecho aislado. Es algo que se repite en los municipios y dependencias estatales, tanto de Nación como de la provincia de Buenos Aires, que están en manos de la organización fundada por Máximo Kirchner. Los trabajadores de años son desplazados por militantes de La Cámpora. Desde los gremios estatales no hacen nada, miran para otro lado. Con su silencio, son cómplices del desplazamiento y persecución que sufren quienes piensan distinto.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?