El juego oculto de Máximo Kirchner para evitar la fractura del Frente de Todos

El juego oculto de Máximo Kirchner para evitar la fractura del Frente de Todos

El diputado nacional está desempeñando un rol clave junto al presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa. En las sombras, son los mediadores que se esfuerzan en evitar que explote la relación entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

MDZ Política

MDZ Política

La cuenta regresiva está en marcha y cada vez falta menos para las PASO del 12 de septiembre. Sin embargo, la tensión interna en el Frente de Todos sigue siendo alta y en las últimas semanas Máximo Kirchner y Sergio Massa han tenido que jugar un rol estratégico para evitar una explosión en la previa de las elecciones: son mediadores.

Puertas afuera, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner intentan mostrarse unidos. En más de un discurso el presidente ha dejado claro que jamás traicionará a su vicepresidenta y se ha mostrado leal a la persona que lo eligió para llegar a la Casa Rosada. Sin embargo, puertas adentro la relación no es sencilla.

Según el periodista Marcelo Bonelli, las secuelas del festejo de cumpleaños en Olivos han generado mella dentro del oficialismo y a eso se suma que el kirchnerismo duro pide la cabeza de soldados de Alberto Fernández, como Santiago Cafiero, o el secretario general de la presidencia Julio Vitobello. También del vocero presidencial Juan Pablo Biondi.

El malestar de Cristina Fernández de Kirchner por los errores no forzados del presidente son un hecho. A diario Alberto Fernández vuelve a generar polémica con alguna frase en alguna entrevista o incluso por el uso que le da a las redes sociales. Ni hablar de los dolores de cabeza que han traído los funcionarios cercanos al presidente que no cuentan con la aprobación del kirchnerismo.

Para evitar que las diferencias internas salgan a la luz y afecten el resultado en unas elecciones a las que al Frente de Todos no les sobra nada son tres las figuras que ofician de mediadores.

Por un lado el hijo de Cristina, Máximo Kirchner. El diputado nacional tiene peso propio en la toma de decisiones y ha dejado clara su influencia en el organigrama del gobierno. Otro ariete clave es el presidente de la Cámara de Diptuados, Sergio Massa. Ambos juegan en equipo y procuran preservar la unidad.

El tercer jugador es el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro. El referente de La Cámpora tiene un cargo fundamental en el Ejecutivo y desde allí también desempeña un papel estratégico en el equilibrio del oficialismo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?