El Frente de Todos se reordena y hace foco en la territorialidad para revertir los resultados de las PASO

El Frente de Todos se reordena y hace foco en la territorialidad para revertir los resultados de las PASO

Tras la derrota en las PASO, el Frente de Todos cambia su estrategia electoral y buscará seducir al electorado con la "fórmula peronista".

Redacción MDZ

Redacción MDZ

La visita del presidente Alberto Fernández al partido bonaerense de Avellaneda, dando abrazos y escuchando a los vecinos fue un indicativo de cómo el Frente de Todos buscará revertir los resultados de las PASO y ganar votos para noviembre. En Casa Rosada se trabaja para trazar una nueva estrategia electoral, la cual le fue asignada al nuevo jefe de Gabinete, Juan Manzur. 

Santiago Cafiero no solo fue relevado de sus obligaciones frente a la jefatura de Gabinete, también se le quitó de sus manos el diseño de la campaña electoral. Esta responsabilidad le fue heredada al exgobernador de Tucumán, quien buscará respaldarse en algunas piezas claves dentro de Balcarse 50. 

Los hombres que lo acompañarán no han sido elegidos al azar, se trata de los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y de su par en Desarrollo Social, Juan Zabaleta. Otro de los dirigentes que se sumó es el actual jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde. Los tres  supieron comandar intendencias y conocen el territorio por eso son claves.

Es que, esta nueva etapa estará centrada en recuperar la confianza en los lugares donde el Justicialismo supo tener supremacía. En los pasillos de la Rosada aseguran que la idea es poner en marcha la tradición peronista, el contacto directo y evitar los grandes actos.

Los socios políticos y las líneas internas del frente parecen estar de acuerdo con la nueva estrategia. Incluso, Sergio Massa ya se había mostrado reacio a los actos públicos cuando decidió no asistir a la jura del nuevo gabinete. 

A pesar de los planes, el oficialismo nacional sabe que no puede descuidar la gestión y que tiene que intentar desactivar varios de los conflictos que abrió en los últimos dos años. Esto desencadenó que el sábado, Manzur llamara a Julián Domínguez y le pidiera que se reuniera con la Mesa de Enlace. 

La orden habría venido del propio presidente, quien necesita que el cepo a la exportación de carne deje de ser un tema de discusión y disputa con el sector agropecuario.

En tanto, desde el 1 de octubre se flexibilizarán las medidas sanitarias y se permitirá el ingreso de extranjeros, algo que venía siendo muy reclamado por los gobiernos provinciales. La próxima semana, Martín Guzmán también tomará protagonismo al ir a presentar el Presupuesto frente a los jefes de bloque en el Congreso. 

Aníbal Fernández, por su parte, anunciará una serie de medidas que tendrán a la ciudad de Rosario como destinataria. Con ellas se buscará hacerle frente al narcotráfico al crecimiento de la violencia. 

Con esta suerte de "nuevo despertar" de los ministros que buscarán mostrarse activos en la gestión y apuntando a recuperar la militancia en el territorio es como el Frente de Todos intentará seducir a un electoral que le fue esquivo. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?