Apertura ilegal de sucursales de Carrefour en Mar del Plata: ¿connivencia del poder político?

Apertura ilegal de sucursales de Carrefour en Mar del Plata: ¿connivencia del poder político?

Según el Indec, Mar del Plata tiene 11,6% de desocupación, lo que la ubica como una de las capitales nacionales del desempleo con 33 mil personas en dicha situación. En este escenario, grupos empresarios se oponen a la apertura de nuevos locales de Carrefour Express en la ciudad.

José Luis Jacobo

José Luis Jacobo

La apertura de cuatro sucursales de la multinacional francesa provocó la inmediata reacción de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) y de la Cámara de Ferreteros (CAFEMAR). El argumento es que existe una ley provincial que limita la cantidad de sucursales que pueden tener las grandes cadenas comerciales a la que se suma una ordenanza municipal de igual criterio votada por el Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredón.

Así, el choque está garantizado entre, por un lado, la inversión y el empleo, y por el otro, la defensa del comercio minorista ya establecido en la ciudad, que ve amenazada su posición por la falta de equilibrio en cuanto al capital disponible. El presidente de CAFEMAR, Roberto Di Nucci, explicó que “ha trascendido que la cadena de supermercados Carrefour planifica abrir cuatro locales nuevos en la zona urbana de la ciudad de Mar del Plata, siendo que ya tiene cubierto el cupo permitido por la Ley Provincial 12.573 y la Ordenanza Municipal 18.788 art 3”.

La norma citada establece que las grandes superficies comerciales y/o cadenas de distribución no pueden abrir más de tres sucursales en localidades con más de 300.000 habitantes, a fin de proteger, al pequeño y mediano comerciante, de una sobre oferta.

Di Nucci indicó además que “dado que esta empresa no sólo comercializa alimentos, sino artículos de ferretería y tienda en general, desde la Cámara de Ferreteros y Afines de Mar del Plata compartimos el estado de alerta pronunciado por la Unión del Comercio, la Industria y la Producción y exhortamos a las autoridades municipales a tomar cartas en el asunto y hacer respetar la ley y ordenanzas vigentes”. Se debe señalar que, en sus declaraciones, el presidente de UCIP Blas Taladrid omitió mencionar por su nombre al grupo empresario galo.

Lo cierto es que el debate está servido debido a este audaz avance por parte de la administración municipal de Guillermo Montenegro: desde la Secretaría de Producción, durante la vigencia plena de la cuarentena, el jefe político de la ciudad comenzó una confrontación silente con la gobernación dando un blid de indemnidad al sector gastronómico, permitiéndole operar por fuera de las disposiciones caprichosas de la administración de Kicillof, y contrariando los cierres compulsivos en nombre de la salud. En el caso de Carrefour, es inconcebible que una multinacional se lance a saltar las normas sin contar con una señal por parte del poder político.

Es casi un hecho, que esta movida terminará en la Justicia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?