Juan Schiaretti profundiza la distancia con la Casa Rosada: qué los separa

Juan Schiaretti profundiza la distancia con la Casa Rosada: qué los separa

Luego de una reunión, los candidatos del peronismo cordobés se manifestaron en contra del actual proyecto de reforma judicial y buscaron apoyar las demandas del campo. 

Juan Pablo Carranza

El mismo día que el presidente  Alberto Fernández presentó la renovación de su gabinete tras la crisis política desatada por los resultados electorales de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), los candidatos del gobernador Juan Schiaretti salieron a diferenciarse de la Casa Rosada.

Luego de una reunión que duró más de dos horas y a través de un tuit, los referentes de Hacemos por Córdoba (HxC) plantearon cuatro puntos que marcan la distancia con el Frente de Todos (FdT) y acentúan las demandas de los sectores más importantes de la provincia.

Como dato de contexto, Schiaretti se mantuvo prescindente durante toda la crisis nacional y fue el único mandatario peronista que no participó en la cumbre de La Rioja -ni siquiera por Zoom- donde Fernández mostró el respaldo de los gobernadores.

“Nos preocupa la situación, pero nos mantenemos al margen de los problemas que son ajenos a nosotros. Ponemos nuestra oferta electoral para que sea una herramienta de los cordobeses”, refiere un alto dirigente del PJ cordobés.

En este marco, el oficialismo cordobés lanzó una nueva dosis de cordobesismo para neutralizar cualquier avanzada sobre la provincia y recuperar terreno de cara a las generales de noviembre.

El Gobernador de Córdoba sigue distanciándose de Casa Rosada.

Mensaje

En el encuentro de este lunes participaron los candidatos a senadores, la actual diputada nacional, Alejandra Vigo, y el ministro de Industria, Eduardo Accastello, y los candidatos a la Cámara Baja, Natalia de la Sota e Ignacio García Aresca y el resto de la lista. Además estuvieron presentes los dos armadores de la campaña, el diputado nacional, Paulo Cassinerio y el legislador provincial, Oscar González.

El texto que resultó de más dos horas de reunión en el búnker Diseñando Ciudad (la casona donde funciona el think tank del PJ cordobés) apunta a cuatro temas centrales: la reforma judicial, el nombramiento del procurador General, la defensa del campo  y una redistribución de los subsidios, principalmente al transporte.

“No vamos a votar proyectos de reforma judicial que no sean discutidos ampliamente por todos los sectores políticos, académicos e institucionales del país. Porque un proyecto de ese tipo, que modifica a uno de los poderes del Estado y tiene impactos institucionales, necesita de una amplia discusión y construcción de consensos”, dice el texto en relación a la iniciativa que impulsa el oficialismo nacional para modificar el  status quo dentro de la Justicia federal y que tiene a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner como su principal auspiciante.

“Es criticable que la reforma tiene como única finalidad distribuir el poder actual de los Tribunales de Comodoro Py. Crea nuevos juzgados y distribuye la competencia material de los mismo”, agrega el texto. También el bloque de HxC aseguró no apoyará el cambio del procurador General. Una salvedad, en otros proyectos el PJ cordobés se mostró en contra del oficialismo nacional pero dio quórum para sesionar. Mantiene una postura intermedia.

Ambas posturas buscan acercarse al voto antikirchnerista, que tanto caracteriza a Córdoba y que capitalizó hace unos días el tándem Luis Juez-Rodrigo de Loredo.

Además los candidatos plantearon un mensaje claro hacia el campo: eliminación del cepo las exportaciones de carne, reducción gradual de las retenciones y la eliminación para productos regionales como el maní y  los lácteos. Y la “equiparación de  los derivados de caña de azúcar para los biocombustibles de maíz y soja”.

Con  este mensaje el PJ cordobés busca salirse de la grieta que dejó expuesta las PASO, donde Juntos por el Cambio superó el 47 por ciento de los votos.

Balance

Schiaretti buscará retener a los tres diputados que debe renovar y apunta recuperar su banca en la Cámara Alta que perdió cuando Carlos Caserio se alineó con el Gobierno nacional, convirtiéndose luego en el candidato del FdT y abriendo una fractura del PJ provincial.

No obstante, el peronismo cordobés tiene cierta preocupación por lo que ocurrió el domingo 12. En primer lugar, fue su peor elección legislativa en las PASO. Obtuvo 24,5 puntos, cinco puntos menos que en 2017 y 2013. Aunque claro está que se trata de un escenario totalmente diferente por la pandemia y a la apatía del electorado.

“Sabemos que esos puntos son propios, de nuestro músculo electoral. Ahora tenemos que salir a buscar lo que nos queda. Hay mucho voto que va a quedar suelto ahora. Septiembre va a ser un mes para replantear la estrategia”, comentó a MDZ otra fuente del comando de campaña.

Lo cierto es que en el Centro Cívico de Córdoba algunos resultados cosechados por el FdT no cayeron tan bien. A pesar de no haber superado el 11 por ciento, molestó que cerca de 60 intendentes hayan logrado ganarle a HxC. La factura llegará en algún momento.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?