La delirante propuesta de un economista ultra K para frenar la suba del dólar

La delirante propuesta de un economista ultra K para frenar la suba del dólar

Como parte de una serie de medidas para recuperar la economía y combatir la volatilidad del tipo de cambio, el director del Banco Nación, Claudio Lozano, propuso una iniciativa insólita y prácticamente imposible: crear una nueva moneda que no sea convertible a dólares.

MDZ Política

MDZ Política

Como parte de una serie de medidas para recuperar la economía y combatir la volatilidad del tipo de cambio, el director del Banco Nación, Claudio Lozano, propuso una iniciativa insólita y prácticamente imposible: crear una nueva moneda que no sea convertible a dólares.

Siendo uno de los economistas que viene ganando mayor influencia en el oficialismo, Claudio Lozano apostó a la acuñación de una nueva moneda en el marco de un conjunto de estrategias orientadas a la recuperación del poder adquisitivo, y que al mismo tiempo sirvan como contraposición a las críticas que recibe el Gobierno por la sobre emisión de billetes y el crecimiento del gasto público como generadores de mayor inflación.

"¿Por qué no ensayamos la discusión de una moneda no convertible? Sería una moneda no convertible a divisas ni a moneda dura para financiar la política social y la recuperación de la capacidad de consumo de la población", lanzó Lozano en declaraciones anoche al canal C5N.

Sin especificar si el peso debía desaparecer, Claudio Lozano apuntó a la creación de una nueva moneda no convertible al dólar.

Para no dejar dudas, el economista detalló que la nueva moneda debería tener "todas las funciones" del peso actual, "excepto que no se pueda cambiar por dólar", y añadió: "Si uno combina esto con mejores regulaciones cambiarias, y con una discusión distinta del sistema de precios, podemos entablar una conversación diferente de la recuperación de la actividad económica".

Por otro lado, Claudio Lozano analizó la derrota del Frente de Todos en las PASO: "Creo que hay una combinación de decepción, desilusión, apatía y bronca. Es algo que caminando los barrios, uno lo nota. Lo más importante para recuperar espacio, es que haya escucha, y por lo tanto que haya un cambio sustantivo en el rumbo de la gestión".

Al igual que otros dirigentes identificados con el kirchnerismo duro, el exdiputado cuestionó la política fiscal del Gobierno al que pertenece, apuntando tácitamente al ministro de Economía, Martín Guzmán: "Desde octubre del año pasado hasta junio de este año, el nivel de ajuste fiscal que se realizó no era compatible con una sociedad que venía teniendo cuatro años de caída permanente de ingresos".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?