El desesperado golpe de timón del PJ para alejarse de La Cámpora

El desesperado golpe de timón del PJ para alejarse de La Cámpora

En la provincia de Mendoza cambiaron al jefe de campaña de cara a las elecciones de noviembre. Luego de la aplastante derrota del domingo, le quitaron el mando al referente de La Cámpora Lucas Ilardo y a partir de ahora el control lo tendrá el intendente de Tunuyán, Martín Aveiro.

MDZ Política

MDZ Política

La contundente derrota del domingo obligó al peronismo mendocino a cambiar de rumbo de cara a las elecciones del 14 de noviembre. En ese contexto, hubo un golpe de timón y La Cámpora perdió el control de la campaña electoral. A partir de ahora, el jefe de campaña será el intendente de Tunuyán Martín Aveiro y quedó claro que intentarán alejarse de la imagen negativa del Gobierno nacional al que afirman hay que "pasar a nafta".

Aveiro es candidato a senador nacional en segundo término, por detrás de la cabeza de lista Anabel Fernández Sagasti. La senadora nacional protegida de Cristina Fernández de Kirchner va por la reelección pero el resultado del domingo encendió las alarmas y obligó a recalcular la estrategia.

El Frente de Todos obtuvo el 25% de los votos contra el 43% de los votos de Cambia Mendoza. Esos números fueron un duro golpe para el peronismo mendocino que además dejó claro que intentará despegarse de la mala imagen que tiene en Mendoza el gobierno nacional de Alberto Fernández.

"El desafío de sumar es la unidad, y que el Gobierno nacional pase la gestión a nafta", disparó el candidato a diputado nacional Adolfo Bermejo en sus redes sociales luego de agradecerle a Lucas Ilardo por la tarea realizada y anunciar que Martín Aveiro es el nuevo jefe de campaña.

"Escuchamos lo que dijeron las urnas; seguimos trabajando", adhirió el legislador provincial que apuesta a llegar al Congreso de la Nación.

De esta manera el peronismo mendocino comienza a transitar un nuevo camino con el objetivo de volver a convencer a los votantes que decidieron apoyar a partidos minoritarios o directamente votaron en blanco o no fueron a las urnas.

Lo que queda claro es que en Mendoza el PJ ha decidido girar hacia el interior de la provincia y tomar distancia de los escándalos nacionales que han involucrado al presidente Alberto Fernández. Lo que será difícil será despegarse del kirchnerismo duro y de la figura de Cristina Fernández de Kirchner, con la que claramente está referenciada Anabel Fernández Sagasti.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?