Se calienta la audiencia por el Memorándum con Irán

Se calienta la audiencia por el Memorándum con Irán

Después de escuchar las réplicas de las defensas, el fiscal pidió contestar. Los abogados dicen que tienen la última palabra.

Lourdes Marchese

Lourdes Marchese

En el marco de una audiencia que parece no tener fin, ya que desde que se realizó la primera con la alocución de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner el 16 de julio previo a la feria judicial siguieron cuatro jornadas más de idas y vueltas entre las defensas y la fiscalía, a través de la plataforma YouTube se transmitirá la que pareciera ser la última. 

“Prematuro”, fue el término con el que el fiscal Marcelo Colombo adelantó si se declarara la nulidad del expediente, aunque su opinión no es vinculante al momento que los jueces dictaminen, es determinante dada la relevancia de la causa iniciada por el fallecido fiscal Alberto Nisman.

Se trata del expediente que fue reabierto por la Cámara Federal de Casación en diciembre de 2016 por - finde dos de los tres jueces están cuestionados por las defensas- (Gustavo Hornos y Mariano Borinsky) luego de pasar por un laberíntico camino desde que el fallecido fiscal Nisman presentó una denuncia contra la vicepresidenta y miembros de su Gobierno cuando ocupaba el cargo de presidenta. La misma había sido cerrada por inexistencia de delito por el juez Rafecas que terminó apartado del expediente tras la decisión de Casación que por unanimidad dio pie a que se investiguen los hechos denunciados.

La exposición del fiscal causó mucha molestia en varias defensas que la catalogaron sus dichos como “sesgados” y esperan que el expediente tenga el mismo destino que Dólar Futuro, con un cierre anticipado. 

La semana pasada finalizaron las réplicas de las defensas que coincidieron en denostar el dictamen del fiscal, a quien acusaron de haber utilizado información inexacta para arribar a la conclusión de que el proceso debe avanzar  a la etapa de juicio ya que reconoció las visitas de los jueces Hornos y Borinsky a la Casa Rosada y la quinta de Olivos durante el gobierno de Mauricio Macri pero aseguró no poder probar con los elementos existentes que hubiera relación, aunque decidió presentar una denuncia para que estos hechos se investiguen.

En su exposición Aníbal Ibarra, defensor de Oscar Parrilli dijo: “Tenía un elefante frente a sus ojos pero miró para otro lado".

En tanto la defensa de Juan Martín Mena, a cargo del abogado Marcos Aldazabal, pidió más allá de las nulidades que se incluyan los planteos de falta de acción por inexistencia de delito presentados por los defensores. Entre los planteos también surgió el ne bis in idem, es decir que como Rafecas cerró el proceso y se ratificó en otras instancias consideraron que la reapertura Viola el principio de no poder ser juzgado dos veces por el mismo delito.

Por su parte Carlos Beraldi abogado de la vicepresidenta le dijo a los jueces: “Tienen una oportunidad histórica de terminar con prácticas que tanto daño le han hecho al poder judicial. Brasil absolvió a Lula (…) aquí debería pasar lo mismo, declarar la nulidad y sobreseer a todos”.

Sobre el final de la audiencia, Colombo pidió la palabra para refutar, a su vez, los argumentos de las defensas. Será este miércoles desde las 9:30 horas que volverá a defender su postura frente a los jueces del Tribunal Federal 8 y las defensas. Las dos querellas no estarán presentes como no lo han hecho en jornadas anteriores porque no avalan la audiencia y presentaron un escrito la semana pasada solicitando que se avance hacia el juicio oral y público. 

Tras la exposición del fiscal, las partes pidieron tener la última palabra previo a que los magistrados Gabriela López Iñiguez, José Michilini y Daniel Obligado definan si hacen lugar a los planteos y sobreseen sin más a los imputados o si por el contrario avanzan a la etapa de juicio oral como solicitó el fiscal Marcelo Colombo. Esta decisión podrá ser apelada.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?