El Gobierno promulgó la nueva ley de biocombustibles de Máximo Kirchner

El Gobierno promulgó la nueva ley de biocombustibles de Máximo Kirchner

El Gobierno nacional promulgó este miércoles a la madrugada en el Boletín Oficial la ley que fija nuevos porcentajes de mezcla obligatoria de bioetanol y biodiésel con gasoil y nafta, proyecto impulsado por Máximo Kirchner que había sido aprobado en el Congreso a fines del mes pasado

MDZ Política

MDZ Política

El Gobierno nacional promulgó este miércoles a la madrugada en el Boletín Oficial la ley que establece un nuevo régimen para los biocombustibles, proyecto impulsado por Máximo Kirchner que había sido aprobado en el Congreso a fines del mes pasado y que fija nuevos porcentajes de mezcla obligatoria de bioetanol y biodiésel con gasoil y nafta.

La promulgación de le Ley 27.640 fue avalada por la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, bajo la denominación "Marco Regulatorio de Biocombustibles", que abarca "todas las actividades de elaboración, almacenaje, comercialización y mezcla de biocombustibles" con vigencia hasta el 31 de diciembre de 2030 e incluyendo la posibilidad de extenderlo por otros cinco años más, por única vez.

Este nuevo régimen de biocombustibles establece un corte obligatorio del 5% en la mezcla entre biodiesel y gasoil o diésel oil, lo que significa una reducción a la mitad del valor actual. De todas formas, la ley establece que la Secretaría de Energía, en carácter de autoridad de aplicación, podrá "elevar el referido porcentaje obligatorio cuando lo considere conveniente en función del abastecimiento de la demanda, la balanza comercial, la promoción de inversiones en economías regionales y/o razones ambientales o técnicas", o incluso "reducirlo hasta un porcentaje nominal de 3%, en volumen, cuando el incremento en los precios de los insumos básicos para la elaboración del biodiésel pudiera distorsionar el precio del combustible fósil en el surtidor" o bien "ante situaciones de escasez de biodiésel por parte de las empresas elaboradoras".

La nueva ley produjo cambios en los porcentajes de corte con biocombustibles.

En tanto, las naftas deberán contener un porcentaje obligatorio de bioetanol de 12%, en volumen, porcentaje que se repartirá en partes iguales entre el combustible elaborado a base de caña de azúcar y el bioetanol a base de maíz. Al igual que el caso anterior, la Secretaría de Energía podrá elevar o reducir los porcentajes según determinadas circunstancias, aunque mientras que para el bioetanol de maíz rige el porcentaje de reducción del 3%, no existen cifras concretas para la caña de azúcar.

A su vez, la nueva ley establece exenciones impositivas en el Impuesto al Valor Agregado, el Impuesto a las Ganancias para la adquisición de bienes de capital u obras de infraestructura y en el Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta. Además, la norma dispone que los biocombustibles no estén alcanzados por la tasa de Infraestructura Hídrica, por el Impuesto sobre los Combustibles Líquidos y el Gas Natural, por el impuesto denominado sobre la transferencia a título oneroso o gratuito, o sobre la importación de gasoil.

La iniciativa había sido convertida en ley por la Cámara de Senadores el pasado 15 de julio por 43 votos a favor y 19 en contra, al contar con el apoyo del oficialismo y de algunos legisladores de la oposición que representan a las provincias productoras de caña de azúcar. En cambio, los senadores de Córdoba, Santa Fe, y Entre Ríos, distritos que son productores de maíz, votaron en contra.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?