Se conoce cuál es el municipio donde Juntos pelea la interna más salvaje

Se conoce cuál es el municipio donde Juntos pelea la interna más salvaje

Tigre es el territorio donde se produce la mayor PASO dentro de Juntos de la Provincia de Buenos Aires, donde Facundo Manes y Diego Santilli son representados, a nivel local, por dos referentes políticos y absolutamente diferentes. Nicolás Massot y Segundo Cernadas competirán entre sí.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

El municipio de Tigre vuelve a la vidriera de la política nacional por la feroz interna que disputan el exactor y actual concejal del PRO, Segundo Cernadas, y el expresidente del bloque de diputados nacionales durante la gestión de Cambiemos, Nicolás Massot.

En esta emblemática localidad del corredor norte del conurbano bonaerense, que hizo famosa la gestión de Sergio Massa en la década pasada y que luego retomó los primeros planos de la política por su pelea con el actual intendente, Julio Zamora, la tensión atraviesa a todos los partidos y frentes electorales y los WatsApp privados explotan de comentarios, chismes o informaciones cruzadas. 

La unidad conformada casi al cierre del plazo previsto para participar en las PASO entre Zamora y Massa no despejó la desconfianza que tienen entre sí tras la crítica situación de hace dos años. 

Massa se apoyó en todos los viejos y nuevos amigos y consiguió que hasta el mismísimo Máximo Kirchner le retaceara el apoyo que inicialmente le había brindado al intendente. Ningún ministro ni secretario de Estado se presentó por Tigre para una foto con el jefe comunal hasta que, el mes pasado, se selló la unidad bajo un paraguas lleno de interrogantes. 

Zamora pudo colocar a su esposa Gisella como primer candidata, pero detrás de ella aparecen, en los primeros seis lugares, cuatro referentes con ADN absolutamente massista. Esa recomposición política en el oficialismo se ratificó en el Concejo Deliberante, que venía conduciendo Segundo Cernadas, desplazado por la nueva mayoría por Fernando Mantelli, vinculado con el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación. 

Cernadas, quien tenía todo "atado" en Juntos por el Cambio, vio como de a poco la tierra empezó a temblar debajo suyo. Primero fue la irrupción de Nicolás Massot, referenciado siempre con Emilio Monzó, ambos de gran relación personal preexistente con Massa, quien empezó a caminar el territorio y proponerse como candidato. Y los malos presagios que tenía el expresidente del Concejo Deliberante terminaron por confirmarse tras el estropicio que provocó Horacio Rodríguez Larreta al instalar a Diego Santilli en la Provincia, lo que motivó a los radicales a pensar rápidamente en un candidato propio para pelear. 

Entonces, hoy en Tigre hay tres propuestas fuertes. La del oficialismo "unido", y las dos variantes de la PASO de Juntos, la de Cernadas con Santilli y la de Massot con Facundo Manes. En el medio quedaron los radicales locales, que en las PASO ganó el possismo, que venía dialogando con el exdiputado nacional, pero como ahora su jefe, Gustavo Posse, juegan con Santilli, están obligados a apoyar al concejal que pretende su reelección para posicionarse como futuro candidato a intendente. 

"Lo que logramos con esta PASO es sacar el debate del seno de un frente político y lo proponemos a la sociedad de manera abierta. Esto sucede en Tigre, compartimos el mismo espacio, y tengo un muy buen concepto en lo personal de Segundo Cernadas, pero no pienso lo mismo con respecto a lo que hizo con respecto a la oposición que fue votada para eso. Siempre estuvo muy cercano a los pensamientos de Zamora y Massa y siempre votó en favor de las excepciones al código Urbano y los pedidos del oficialismo de Tigre", dijo Massot.

Al respecto, expuso que "para que nos vaya mejor en los municipios y la Provincia es imprescindible discutir estos y otros temas dentro del Frente. Con este sistema vamos a hacer la mejor elección que las que hizo Cambiemos en toda la historia de Tigre, y lo importante es que luego de las PASO, encontrar una comunión entre las dos propuestas y presentarse juntos para enfrentar al oficialismo". 

Por su parte, Cernadas se mostró sorprendido por estos planteos y contratacó. "Cuando al principio del año Massot se integró, lo recibimos con los brazos abiertos, nos juntamos, y charlamos mucho. Pero hoy se nota que lo que él quiere pelearse con nosotros, con los que estamos en el mismo espacio. Necesitamos menos café, menos juntadas y más trabajo, más ejecución y más respuestas para la gente que perdió la actividad de toda su vida".

"O vamos todos juntos contra este proyecto que nos está llevando a la decadencia total o hacemos las valijas y nos vamos. La soga se corta y esto no da para más. El 12 de septiembre tenemos que frenar todo esto ya, hay que empezar el cambio ya y no podemos ir a medias", dijo Cernadas a MDZ. . 

La PASO de esta localidad también está atravesada por dos modelos exactamente opuestos sobre cómo se desarrolla la política territorial. En el caso de Cernadas, que aparece como un producto potente por su alto conocimiento general por su procedencia artística, y la de Massot, más tradicional, que contempla la "rosca" y "el café" como parte de la política. El primero representa a los "territoriales" que había armado la ex gobernadora y desarraigada de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, como parte de su andamiaje político. 

El exlegislador, también conocido como "el colorado", pero no por Santilli, es parte de otra manera de relacionarse con la política, más mano a mano, casi artesanal. Ahora acompaña al radical Manes

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?