Javier Milei analiza dónde cerrar su campaña con un acto de alto impacto

Javier Milei analiza dónde cerrar su campaña con un acto de alto impacto

Javier Milei quiere generar un impacto fuerte con el cierre de campaña que está previsto para el sábado 4 de septiembre. Será en el barrio de La Boca o en el Parque Centenario, centro geográfico de CABA. Mañana al mediodía va de recorrida a la villa 31, otra fuerte apuesta de los libertarios.

Beto Valdez

Beto Valdez

Después de haberse transformado en la revelación de la campaña en la Ciudad de Buenos Aires y esperando que sus tumultuosas caminatas con miles de pedidos de selfies se conviertan realmente en votos dentro de las urnas, Javier Milei y su equipo analizan por estas horas el lugar del cierre de campaña que se va a realizar el sábado 4 de septiembre.

El candidato, su jefe de campaña, Nicolás Emma, y Marcos Urtubey, hijo del exgobernador de Salta y asesor político con más influencia, suelen definir los grandes trazos de la campaña. Pero el gran estratega es el joven Urtubey y el economista escucha mucho a este joven salteño. Quieren generar un fuerte impacto con el acto de cierre de campaña y para eso resulta estratégico el lugar que se elija. 

Hasta ahora el debate pasa por dos lugares. Armarlo en un lugar en La Boca, barrio en el que a Milei le ha ido bien en sus caminatas. La otra hipótesis es elegir el Parque Centenario, en el centro geográfico de CABA y de fácil acceso a los simpatizantes. “Queremos duplicar el acto de Plaza Holanda”, dicen entusiasmados en su entorno porque sostienen que ya están superando en intención de voto a Ricardo López Murphy

La campaña continúa hoy a las 20 en la Plaza del barrio de Villa Devoto y mañana una de las grandes apuestas del equipo de Milei: caminata al mediodía por la Villa 31. “Javier está entrando en todos los sectores sociales y cada vez le va mejor entre los sectores más postergados”, cuentan en su entorno. Aún siguen impactados con “la multitud que se acercó el miércoles en Boedo, un barrio de clase media baja, Milei estuvo dos horas para caminar cuatro cuadras”. 

En su entorno dejan trascender que el propio candidato está “realmente impactado por el contacto con gente más adulta que se le acercan y sobre todo madres que le piden llorando que evite que sus hijos se vayan del país”. El fenómeno Milei sigue siendo un interrogante para analistas, encuestadores y la dirigencia política tradicional. ¿Será una moda de primavera o podrá consolidarse en noviembre? Ni los libertarios lo saben. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?