El misterio de las 80.000 dosis que Ginés González García separó como stock crítico

El misterio de las 80.000 dosis que Ginés González García separó como stock crítico

La investigación judicial sobre las vacunaciones VIP está enfocándose en un misterio que todavía presenta muchos puntos oscuros y difíciles de dilucidar: el polémico "stock crítico" que el exministro de Salud ordenó apartar con fines hasta ahora desconocidos.

MDZ Política

MDZ Política

La causa judicial sobre las vacunaciones irregulares anti covid-19 en la Argentina avanza a paso lento pero firme, y ahora la investigación está enfocándose en un misterio que todavía presenta muchos puntos oscuros y difíciles de dilucidar: el polémico "stock crítico" de más de 80.000 dosis que el exministro de Salud, Ginés González García, ordenó apartar con fines hasta ahora desconocidos.

Con la confirmación innegable de la existencia de más de 400 vacunaciones ilegales en el Ministerio de Salud y el Hospital Posadas aplicadas a inicios de este año y que no cumplieron con los requisitos necesarios en aquel entonces, ya que las inoculaciones solo estaban autorizadas para el personal de salud, ahora se está detrás de lo que sucedió con el denominado 'stock crítico' que se reservó en un principio sin motivos claros.

"La jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Eduardo Taiano, además del titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), Sergio Rodríguez, están investigando lo que pasó con ese stock, cuya cifra se tomó para tratar de reconstruir la trazabilidad de la vacuna", adelantó el periodista Luis Majul en el programa +Voces, del canal LN+.

En ese sentido, señaló que "fuentes cercanas a la investigación sostienen que todo el trámite (de la vacunación VIP) fue muy desprolijo y escandaloso", a la vez que esas mismas fuentes confirmaron que "la PIA pidió como medida de prueba los cruces de llamados telefónicos de todos los involucrados, lo cual será refrendada por el fiscal y la jueza".

Por su parte, la periodista Jesica Bossi resaltó que "lo importante de la presentación que hizo la PIA en la Justicia tiene que ver con la trazabilidad de las vacunas, no solo del vacunatorio del Ministerio y lo que ocurrió en el Hospital Posadas, sino principalmente con la investigación sobre todos los hospitales nacionales del país, para lo cual se usa la información que reportan Salud y otros organismos del Estado".

Respecto al dictamen de Rodríguez que entre otras cuestiones confirmó la existencia de al menos 385 personas vacunadas irregularmente en el Posadas, Bossi remarcó que "tiene algunas perlitas: en algunos casos, el fiscal pide la misma información al Ministerio de Salud y a la Jefatura de Gabinete, y ambos responden cosas distintas".

"Por ejemplo, sobre el Hospital Baldomero Sommer (General Rodríguez, Buenos Aires), según la Jefatura de Gabinete se entregaron 200 dosis de la Sputnik V, pero según Salud fueron 1000 dosis. La conclusión es que el Gobierno da información distinta sobre un mismo hecho", añadió.

Otro problema fue determinar qué sucedió con miles de vacunas que nunca fueron aplicadas y hoy se desconoce el paradero: A la Prefectura Naval dice que le dieron 500 dosis de componente 1 de Sputnik V. Pero el fiscal dice que no se pudo individualizar la aplicación de este complejo en NOMIVAC. Es decir, que no se aplicaron y no se sabe dónde están".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?