Sin avances: la reunión entre Gobierno y las aerolíneas solo duró 10 minutos

Sin avances: la reunión entre Gobierno y las aerolíneas solo duró 10 minutos

El encuentro, que se desarrolló de forma virtual, duró 10 minutos, y culminó sin que hubiera soluciones para los "varados" en el exterior.

MDZ Política

MDZ Política

Autoridades del Ministerio de Transporte se reunieron hoy con representantes de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), ante quienes explicaron que las medidas de restricción en los vuelos apuntan al "cuidado de la vida y la salud de los argentinos". De esta manera, no se logró avanzar en una solución rápida para quienes viajaron al exterior y no pueden regresar.

"Explicamos que esto tiene que ver con el cuidado de la vida y la salud de los argentinos y argentinas, haciendo un análisis de la evaluación epidemiológica, que por supuesto deriva en la imposición de las medidas que sean necesarias para garantizarlas", explicó a la prensa la titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Paola Tamburelli, al término de la reunión.

El encuentro, que se desarrolló de forma virtual, duró 10 minutos, y culminó sin que hubiera señales por parte del organismo de extenderla, según informaron fuentes oficiales. Por parte del Ejecutivo participaron del encuentro Tamburelli y el secretario de Planificación, Gastón Jaques.

En tanto, en representación de IATA asiste a la reunión María José Taveira, representante regional de la entidad en Argentina, Paraguay y Uruguay; Alejandro Muñoz Torres, miembro de Relaciones Exteriores para América Latina y el Caribe de la IATA; y Lars Pottgiesser, jefe de Desarrollo Comercial de IATA para la región de las Américas.

Tras la reunión, Tamburelli señaló: "Tuvimos la reunión con IATA recién. Por supuesto que IATA representa los intereses de las líneas aéreas. Ellos plantearon tratar de reducir las restricciones de los vuelos en la República Argentina".

Entre las restricciones vigentes hasta el próximo 9 de julio, cuando vence el DNU actual, el Gobierno estableció un cupo diario de entrada de 600 pasajeros -anteriormente era de 2.000- en los vuelos procedentes del exterior con el fin de procurar retrasar lo máximo posible la circulación comunitaria de la variante Delta del coronavirus, mucho más contagiosa que las demás.

Días atrás, el vicepresidente para América de IATA, Peter Cerda -quien no participó del encuentro de esta mañana- manifestó que había solicitado una reunión "urgente" con representantes del Gobierno nacional a los efectos de "buscar una medida más acotada para evitar el perjuicio que la disposición ocasionaba a las líneas aéreas y a los pasajeros".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?