Carla Vizzotti apuesta a bajar la espera entre primera y segunda dosis

Carla Vizzotti apuesta a bajar la espera entre primera y segunda dosis

"El objetivo es poder captar lo antes posible a la mayor cantidad de personas y completar los esquemas lo más rápido que podamos", afirmó. Y agregó: "Hay que tratar de bajar el intervalo entre dosis, que eran de 12 semanas a 8 en función de la disponibilidad de vacunas".

MDZ Política

MDZ Política

Tras haber alcanzado al 50% de la población mayor de 20 años con al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus y con un sistema de empadronamiento vigente en cada jurisdicción, el Ministerio de Salud se propone ahora llegar a más personas a través de la demanda espontánea y completar los esquemas frente a la llegada de más dosis, detalló hoy la ministra Carla Vizzotti.

La titular de la cartera sanitaria describió que además de continuar incentivando a las personas a que se inscriban en su jurisdicción, están "trabajando para acercar la vacuna a la población".

Con este fin, el Ministerio de Salud entregó conservadoras y tablets a todas las jurisdicciones para que puedan incrementar la vacunación "extramuro", es decir, por fuera de los centros de salud y vacunatorios.

"La idea es aumentar la demanda espontánea porque puede haber personas que no acceden a empadronarse por barreras tecnológicas o porque trabajan y no pueden acercarse a un turno, entonces se necesita tener más flexibilidad", expresó.

"También hay que trabajar casa por casa para aclarar las dudas porque puede haber personas que con dos o tres preguntas más personalizadas acceden a vacunarse en esta campaña que es voluntaria", agregó.

También consideró que "ante la llegada tan fuerte de vacunas podremos ampliar los horarios de los vacunatorios".

"El objetivo es poder captar lo antes posible a la mayor cantidad de personas y completar los esquemas lo más rápido que podamos", afirmó.

En ese sentido, recordó que "con este logro de ya haber protegido al 50% de los mayores de 20 años con una dosis de la vacuna, lo que se decidió con los expertos el martes, la CONAIN el miércoles y el COFESA el jueves es trabajar en bajar el intervalo entre dosis, que eran de 12 semanas a 8 en función de la disponibilidad de vacunas".

La ministra detalló que en el caso de la Sputnik "se irá completando primero a aquellos que tienen más de 90 días de aplicada la primera dosis y con la vacuna de AstraZeneca se seguirá trabajando en el esquema de 8 semanas".

En el caso de Sinopharm "el intervalo siempre fue de 21 a 28 días porque habían llegado dos millones de dosis y no se sabía cuándo iban a volver a llegar, y con las 24 millones de dosis que esperamos que arriben pronto vamos a continuar con un esquema de cuatro semanas".

En relación a los estudios de combinación de vacunas, la ministra describió que "la idea es trabajar en coordinación con todas las provincias, con investigadores del Conicet y con las universidades".

En principio, las jurisdicciones que participarán del estudio son la Ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Córdoba y San Luis, pero la propuesta está abierta a todas las jurisdicciones que "puedan y quieran sumarse. La idea es sinergizar, no hacer compartimentos estancos sino que podamos acelerar y fortalecer los resultados para tenerlos los más rápido posible", sostuvo.

"En Argentina se habló con Rusia y nos informaron que están haciendo la combinación de Sputnik-AstraZeneca. El estudio de Pfizer-AstraZeneca se hizo en el Reino Unido y esta información que se pueda generar ahora en la Argentina también será importante", indicó.

Consultada sobre si los resultados de este estudio nacional serán determinantes para tomar una decisión en cuanto a la intercambiabilidad de vacunas, Vizzotti dijo que "tenemos la expectativa de asegurar los esquemas completos con AstraZeneca y Sinopharm; en relación a la Sputnik V llegaron 350 mil dosis que se están distribuyendo para aplicar, y tenemos la expectativa de seguir recibiendo el componente 2".

En el contexto actual, la evidencia generada en el estudio de intercambiabilidad tiene como objetivo aportar información para "situaciones puntuales como que alguien reciba una vacuna y tenga algún acontecimiento adverso y necesite cambiar de vacuna, alguien que no sepa qué vacuna recibió o una persona que llega a un vacunatorio y que no está la vacuna que recibió para completar el esquema con otra; y si en algún momento alguna vacunas se atrasa, tener la oportunidad de no demorar la inmunización con el esquema completo".

Con respecto a la vacunación en menores de 18 años, la ministra recordó que los únicos inmunizadores que están autorizados en el mundo son los de Pfizer, para la población entre 12 y 17 años, y los de Sinopharm en China, para 3 y 17 años; además se están haciendo ensayos clínicos con las vacunas cubanas Soberana y Abdala, y con la de Moderna y Sputnik V.

Finalmente, Vizzotti recordó que "si bien los casos descendieron, nos encontramos en un número similar al pico del año pasado. Es muy importante sostener las medidas de cuidado porque con el invierno por delante, con el peligro del ingreso de las variantes más transmisibles y con tanta circulación de personas, si comenzamos a escalar los casos a partir de este piso, es un riesgo grande".

"Si bien tenemos este horizonte que es la vacunación, que viene muy bien y está escalando, todavía no hemos dados vuelta la página, por lo que hay que seguir cuidándose", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?