Altas, bajas y nuevas alianzas: así quedaron los frentes en Mendoza

Altas, bajas y nuevas alianzas: así quedaron los frentes en Mendoza

Los frentes electorales que competirán en las elecciones tendrán cambios respecto a lo que pasaba. Habrá al menos 4 frentes y dos partidos que competirán por su cuenta.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

El mapa electoral de Mendoza comenzó a despejarse hacia afuera, aunque puertas adentro no están resueltas del todo las tensiones que se generaron. Tanto, que hubo algunas alianzas que no llegaron a nacer y otros se resquebrajaron. Una curiosidad: la  mayoría se terminó aglutinando en base a "divorcios" políticos más que sobre acuerdos. 

En el límite del plazo, hubo cambios, chicanas y denuncias políticas. Algunos de los principales protagonistas del detrás de escena fueron Carlos Ciurca, Alfredo Cornejo, Omar De Marchi. Lucas Ilardo y hasta Patricia Bullrich, entre otros. Además, se sumaron varias perlitas, como la semejanza que usarán algunos de los partidos políticos de la provincia. 

Logos parecidos, fuerzas políticas distintas.

El Frente Cambia Mendoza tiene dos bajas y dos altas en cuanto a partidos que lo integran. Se fueron el PD y un sector de la Coalición Cívica. En cuanto a las incorporaciones la más relevante es la del Frente Liberal Productivista, que irá a las PASO con Rodolfo Vargas Arizu como precandidato. La otra fuerza política que se sumó al oficialismo es un tanto más polémica por el recorrido que tuvo. Se trata de "MasFe", el partido de Héctor Bonarrico, quien hace 4 años fue electo legislador por Protectora. El resto del Frente se mantuvo, encabezados por la UCR, secundados por el Pro y aglutinando al Partido Socialista, Libres del Sur, ARI, un sector del Partido Demócrata, Unión Popular federal y el Frente Renovador. Además adhieren otros partidos departamentales. 

Las tensiones dejaron huellas. Para acordar fue clave el accionar de Alfredo Cornejo, quien tuvo que calmar a algunos sectores que apuntaban a "dejar afuera" a Omar De Marchi. El "bien superior" a cuidar por parte del presidente de la UCR nacional era la unidad. 

En el Frente de Todos se mantienen todos los partidos que ya lo formaban y que se reconvirtieron desde Frente para la Victoria. De hecho el Frente de Todos surgió luego de que la propia "fundadora", Cristina Fernández de Kirchner, armara otra estructura electoral por afuera para competir en las elecciones legislativas de hace cuatro años. En ese caso fue Unidad Ciudadana el sello usado. El principal cambio allí es la incorporación de Protectora. Esa fuerza política nació hace 4 años como "opositora" al PJ y a la UCR. José Luis Ramón llegó al Congreso y en los dos últimos años se convirtió para ser parte del oficialismo. Primero con el apoyo en el Congreso a los proyectos del kirchnerismo, y ahora es parte de la estructura. 

Anabel Fernández Sagasti es quien condujo el armado y consiguió su idea de "tener a todos adentro", incluido su nuevo amigo Ramón. Claro que puertas adentro no todo es paz, pues los Intendentes y otros dirigentes aún no digieren la incorporación del dirigente de Protectora y tampoco se animan a ser candidatos. Fuera de Anabel, hay un gran operador en las sombras: Carlos Ciurca. El ex vicegobernador sigue hiperactivo y es uno de los laderos de la presidenta del PJ. No puede aparecer, pero "el Carlos" siempre está. 

El nuevo frente electoral que se armó con nuevos partidos y díscolos de Cambia Mendoza finalmente tiene nombre, pero no todos los que querían. "Vamos Mendocinos" es el frente que apunta a pelear por ser la tercera fuerza electoral de la provincia. Está formado por el Partido Demócrata, la Coalición Cívica, el partido Libertario. el MendoExit, Mendoza Despierta, Servir y Unidos. Esa fuerza nació desde la bronca y tiene un perfil de centro derecha con la bandera "mendocina" como eje.  De ese grupo no formarán parte Mario Vadillo y Marcelo Romano, a pesar de que estuvieron negociando hasta último momento. Tampoco Omar De Marchi, uno de los gestores del espacio. Así, quedaron algunas sillas vacías. 

El Frente de Izquierda se mantuvo unido e intentará dar la pelea para recuperar el terreno perdido en las últimas elecciones. Al PTS y al PO, que históricamente formaron ese frente, se sumó nuevamente el MST.  El FIT llegó a ser la tercera fuerza provincia, lugar del que fue "destronado" por Protectora. Ahora intentarán volver, aunque con un camino más áspero desde lo electoral. El FIT perdió la representación nacional, pero mantiene escaños en la Legislatura. 

El Partido Verde y Ciudadanos, que tiene como figuras a Marcelo Romano y Mario Vadillo finalmente se alejaron del nuevo frente con el que habían negociado y por ahora se presentarían por afuera. Uno de los motivos de la falta de acuerdo fue la posición frente a la minería y otras actividades extractivas. Por eso Vadillo y Ramón promocionaron su "independencia" con videos sobre la defensa de la ley 7722 y la consigna "el agua de Mendoza no se negocia". Internamente acusan que hubo "manos negras" detrás del armado de los otros frentes para bloquear la unidad. Y apuntan a Carlos Ciurca y Alfredo Cornejo como operadores "globales". 

Otro sector que se acercó a los frentes pero no tuvo acuerdo, al menos por ahora, es el que encabeza Carlos Iannizzotto. El presidente de Coninagro se presentó como precandidato la semana pasada usando el sello del Partido Federal. Intenta aglutinar allí al peronismo no kirchneristas y a sectores ligados a la producción. 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?