La rebelión de los "lilitos" que tensa la cuerda en Juntos por el Cambio

La rebelión de los "lilitos" que tensa la cuerda en Juntos por el Cambio

La Coalición Cívica ya no formará parte del Frente Cambia Mendoza que encabezan la UCR y el PRO, entre otros partidos. Un alfil de Elisa Lilita Carrió tomó distancia del oficialismo y se mudó a otro frente electoral que competirá contra el PRO y la UCR.

MDZ Política

MDZ Política

Las negociaciones en el Frente Cambia Mendoza generaron tensión a nivel nacional en Juntos por el Cambio. En concreto, los amagues del PRO de romper con la UCR eran seguidos de cerca desde Buenos Aires donde no estaban dispuestos a tolerar que los chispazos entre Omar De Marchi y Alfredo Cornejo amenazaran el armado que se está logrando en el resto del país. Si bien ese conflicto logró solucionarse, la Coalición Cívica dio el portazo y se mudó de frente en Mendoza.

Cornejo, Suarez y De Marchi chocaron puños y cerraron acuerdo.

Gustavo Gutiérrez es uno de los alfiles que ha acompañado a Elisa Carrió en todas sus aventuras políticas. Es una de las personas de estricta confianza de la líder de la Coalición Cívica y sería candidato en el nuevo frente que formaron el Partido Demócrata, el Partido Libertario, el MendoExit y otros espacios políticos.

Gutiérrez no desembarcará solo en este nuevo desafío sino que lo hará de la mano del presidente de la Coalición Cívica en Mendoza, Marcos Quattrini. Es decir, el sello del partido de Elisa Carrió competirá contra el PRO y la UCR en el cuarto oscuro.

La decisión de Gutiérrez no fue compartida por algunos integrantes del partido que han decidido romper y quedarse en el frente Cambia Mendoza. "La línea interna 'Las Bases' permanecerá en el Frente Cambia Mendoza", esgrimió la expresidenta del partido Daniela Stella.

"Creemos que el momento histórico que atraviesa nuestra Provincia y el País requieren de actos de grandeza. En este sentido y siendo coherentes con nuestro comunicado anterior, no podemos tolerar que se antepongan las aspiraciones personales y revanchismos anclados en el pasado por sobre la responsabilidad de sostener el Frente Cambia Mendoza", argumentan.

En este sentido, acusan a Gutiérrez y Quattrini de ser "funcionales al kirchnerismo" al armar rancho aparte y dividir fuerzas. "No estamos dispuestos a permitir que se quemen en la hoguera de las vanidades el bien común de los mendocinos y las buenas gestiones como las de Mendoza desde el 2015", aseveran.

Gutiérrez en la presentación del libro de Carrió.

"Exigimos coherencia, criterio y responsabilidad a los falsos profetas de nuestro espacio, que se esconden tras la figura de la doctora Carrió como único mecanismo de acción política, en lugar de caminar las calles conociendo las necesidades de los mendocinos", habían disparado semanas atrás cuando comenzaba a gestarse la posibilidad de que la Coalición Cívica armara las valijas.

A diferencia de lo que ocurría en las negociaciones entre el PRO y la UCR, el radicalismo no hizo grandes esfuerzos para evitar la salida de la Coalición Cívica de Cambia Mendoza. La decisión de Quattrini y Gutiérrez parece haber pasado por debajo del radar o se minimizó el impacto que puede llegar a tener.

Lo cierto es que en Mendoza el partido de Carrió irá contra el radicalismo y el PRO en las próximas elecciones.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?