Cambia Mendoza respira: firmó otro aliado y hubo un guiño de Buenos Aires para que el PRO se mantenga adentro

Cambia Mendoza respira: firmó otro aliado y hubo un guiño de Buenos Aires para que el PRO se mantenga adentro

Jorge Difonso seguirá en Cambia Mendoza. El PRO seguiría como partido en el Frente, pero no está claro si De Marchi se va.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

En un fin de semana frenético para la política, el frente oficialista Cambia Mendoza sigue en negociaciones para terminar de elaborar la arquitectura electoral con la que competirá en las elecciones. En ese plan, sumó una nueva ratificación: Unión Popular seguirá en el frente. Se trata del sello partidario que usa el legislador Jorge Difonso, que es cercano a Sergio Massa y al Frente Renovador y había amenazado con ir por afuera. 

Pero además, recibieron un guiño nacional que sirve de elemento de presión. Mientras siguen negociando con Omar De Marchi, desde la conducción del Frente a nivel nacional aseguraron que "el sello del PRO" se mantiene dentro de Juntos por el Cambio. Eso, independientemente de lo que ocurra con algún dirigente en particular. La delegación local de ese partido había habilitado a negociar con otras fuerzas fuera de Cambia Mendoza. Pero entienden que esa idea va contra el mandato nacional. 

Hasta ahora Cambia Mendoza ya confirmó a la UCR como timonel y ratificó la participación del Partido Socialista, Libres del Sur, el Frente Renovador y un sector demócrata, los liberales y está en espera el PRO. 

Esta mañana se reunieron las autoridades partidarias de la UCR y el PRO para acercar posiciones. No hubo acuerdo, pero sí diálogo. Y en paralelo Alfredo Cornejo, Rodolfo Suarez y De Marchi intentaban avanzar. Como en las ecuaciones, el problema era de qué lado se pone la "X" para resolver. El primer paso es determinar el Frente y luego se eligen los candidatos. Pero en las negociaciones se mezclan ambos. 

En el radicalismo no ceden. "Primero ratifiquemos el frente, luego se discuten las candidaturas", aseguran. Renglón seguido sacan la ley electoral: la elección primaria es la herramienta para dirimir las controversias por los nombres. Allí aseguran que la decisión nacional es mantener a Juntos por el Cambio unido como máxima inclaudicable para pelear el poder.  Tan es así, que hasta Patricia Bullrich declinó su candidatura en la Ciudad e Buenos Aires. 

La firma de Difonso es importante porque mantiene la idea de "estar todos unidos" aún a pesar de las diferencias. De hecho el sancarlino y Rodolfo Suarez tienen mala relación, sobre todo luego de reforma de la 7722.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?