Coincidencias y convivencias: cómo se enlaza la jueza Servini, su hijo y la causa contra Walter Bento

Coincidencias y convivencias: cómo se enlaza la jueza Servini, su hijo y la causa contra Walter Bento

El nombramiento del hijo de María Servini en el organismo que debe analizar la disciplina de los jueces es una muestra de la convivencia entre "la familia judicial y la política". Cómo puede impactar en la causa contra el juez Walter Bento.

Pablo Icardi

Pablo Icardi

La Justicia Federal y su entramado político es como en una familia extendida que se ve poco, pero se une en los momentos necesarios. El nombramiento de Juan Carlos Servini como secretario de la Comisión de Acusación y Disciplina del Consejo de la Magistratura es un ejemplo. Es el hijo de María Servini, la jueza más influyente de Argentina y con mayores vínculos con le poder, que ahora tendrá a su hijo en el organismo que tiene como función analizar la disciplina de los jueces; es decir de ella misma. 

El juego de vínculos ata esa movida política con otras casas. El Consejo de la Magistratura, y particularmente la comisión de Disciplina, deben analizar una causa caliente: las denuncias contra el juez federal de Mendoza Walter Bento. Siguen las coincidencias: Bento es íntimo de Servini. Ambos magistrados comparten desde el fetiche por la colección y exhibición de búhos en sus despachos, hasta improntas judiciales. 

La designación de Servini hijo generó un terremoto dentro del Consejo de la Magistratura donde la línea judicial de Servini y la línea política del oficialismo salieron ganando: renunció Ricardo Recondo como presidente de la comisión y en su lugar asumió en la presidencia de la comisión la senadora kirchnerista María Inés Pilatti Vergara.

El Consejo aprobó esta semana la apertura a pruebas para analizar la conducta del juez de Mendoza. Y se hizo luego de un letargo en la comisión de Disciplina que ahora quedó trunca. 

Juego de roles

Internamente hay un juego perverso. Desde el kirchnerismo aseguran que "la política le bajó el pulgar" a Bento y que todo depende de los representantes de la justicia y los abogados. Pero en la vida real ambos mundos  conviven: Servini hijo fue nombrado gracias al apoyo político del kirchnerismo en el Consejo; donde no importaron las posibles incompatibilidades que pueda haber a futuro. 

La convivencia entre jueces, secretarios y consejeros es habitual. En el cruce de mensajes telefónicos que figuran en la causa en la que se investiga a Bento, hay señales en ese sentido. Por eso, por ejemplo, el "Gracias Hermano" que Bento le responde al consejero Alberto Lugones, justo en momentos en los que la investigación avanzaba y todos los caminos conducían al Consejo de la Magistratura. Antes, el propio Juez había mantenido fluidos contactos con la jueza Gabriela Vázquez, ex consejera (actual suplente) y de directa llegada a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Bento y Servini tendrán otros ojos dentro del Consejo, ojos de esa familia extendida que convive en el poder judicial y político. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?