Así es la polémica ruta de la vacuna militante en La Matanza

Así es la polémica ruta de la vacuna militante en La Matanza

Un informe del programa La Cornisa señaló que en la última semana se aceleró la campaña de vacunación contra la covid-19 en el distrito más importante de la provincia de Buenos Aires, pero con un fuerte componente militante K.

MDZ Política

MDZ Política

Aunque el presidente Alberto Fernández y otros altos funcionarios del Gobierno nacional lo nieguen, el uso político y la partidización de la campaña de vacunación contra el coronavirus es cada vez más palpable en la Argentina, proceso que se acelera a medida que se acercan las fechas electorales. Esto quedó confirmado en uno de los distritos más complejos y emblemáticos del país: el partido bonaerense de La Matanza, donde el descontrol y la militancia desmesurada forman un combo explosivo muy difícil de erradicar.

Un informe del periodista Luis Gasulla para el programa La Cornisa, del canal LN+, dio muestras de la "ruta de la vacuna militante en La Matanza", un distrito con más de 1,8 millones de habitantes y en el que ya fueron distribuidas alrededor de 400.000 vacunas.

"La vacunación venía lenta pero en la última semana comenzó a acelerarse. ¿De qué manera? Mucha pechera, mucho folleto de ocho carillas en el que aparecen (el gobernador) Axel Kicillof y (la vicegobernadora) Verónica Magario junto con distintas consignas políticas, entremezclado con fotografías en las que figura un mural con las Abuelas de Plaza de Mayo y Néstor Kirchner", explicó.

En el informe periodístico de casi diez minutos, Gasulla hace una recorrida por algunos centros de vacunación de La Matanza, donde los propios inoculados revelan la falta de controles por parte de las autoridades a la hora de vacunarse.

Uno de esos casos ocurre en el vacunatorio levantado en el predio de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLAM), donde "se vacuna todo el mundo" sin tener en cuenta los requisitos necesarios para acceder a la inoculación. Gasulla entrevistó a mucha gente joven recién vacunada, quienes decían que solo les exigían el DNI y haber declarado algún antecedente de comorbilidad, pero que nadie les pidió un certificado médico o declaración jurada que corroborase dicha información. 

Alejandro Zamorano, presidente de la Coalición Cívica en La Matanza, dijo que en La Matanza "se vacuna a cualquiera, a mucha gente joven, y no hay ningún control ni piden nada". También comentó que "al momento de vacunarte te dan una revista que se imprimió en la misma imprenta de la Provincia, donde están las fotos de Kicillof y Magario". 

En tanto, la militancia también copó los centros de hisopados matanceros, como el que funciona en la plaza de San Justo: allí quedó a cargo la Agrupación Militancia Lealtad y Trabajo, bajo el paraguas del plan Detectar, del Ministerio de Salud de la Nación, y donde además realizan la inscripción para la vacunación.

Lo más llamativo fueron las pecheras que lucían los militantes no solo con el nombre de la agrupación, sino también con el de la presidenta, Romina Fernández, quien ante la consulta de Gasulla respondió desafiante: "Porque lo estoy haciendo yo".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?