Escándalo en Mar del Plata: exintendente denunció al actual por deberle vacaciones

Escándalo en Mar del Plata: exintendente denunció al actual por deberle vacaciones

Carlos Arroyo planteó una demanda a su sucesor Guillermo Montenegro para que le abonen vacaciones no gozadas en el 2019, último año de su gestión.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Una inesperada disputa se desató entre el exintendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, y su sucesor Guillermo Montenegro, al plantear una demanda a las autoridades municipales para que le abonen vacaciones no gozadas en el 2019, último año de su gestión.

Arroyo, quien gobernó el partido bonaerense de General Pueyrredón (cuya cabecera es Mar del Plata) por cuatro años como aliado de Juntos por el Cambio y es patrocinado por el abogado César Benvenuto, puntualizó que la decisión del macrista Montenegro fue "un acto administrativo viciado de legitimidad y arbitrariedad manifiestas" que afecta sus derechos "subjetivos y patrimoniales".

La reclamación del exjefe comunal fue replicada por la gestión de Montenegro, que afirmó que la medida adoptada por el municipio cumple con lo normado al respecto, según informó la agencia de noticias Télam.

Arroyo señaló que "el no goce en forma efectiva de la licencia por descanso anual no fue una decisión voluntaria para obtener un beneficio económico, sino la consecuencia necesaria de las exigencias de la función que impidieron por razones de servicio gozar en forma efectiva de ese beneficio".

El intendente Montenegro y el secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti, firmaron el decreto 246 en el que se precisa que la compensación planteada por Arroyo "se refiere a la licencia anual o por vacaciones correspondientes al último año calendario y que no fueron gozadas a causa del cese del agente, puesto que siendo la referida licencia de obligatorio cumplimiento, se pierde todo derecho a su uso vencido el plazo acordado por la ley a ese efecto, sin que la misma norma establezca compensación o indemnización sustitutiva".

La Subsecretaría Legal y Técnica de la actual gestión ya había emitido un dictamen en el que sostenía que "no existe constancia de que Carlos Arroyo haya solicitado las licencias en cuestión".

La relación entre Arroyo y Montenegro se truncó en las elecciones del 2019, cuando el histórico intendente marplatense abandonó la coalición Juntos por el Cambio para buscar su reelección, aunque quedó en quinto lugar con menos del 4% de los votos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?