Vacunación: estado de situación sin relato o especulaciones

Vacunación: estado de situación sin relato o especulaciones

La necesidad de avanzar en un plan integral de vacunación es impostergable, sin relatos ni ideologías.

MDZ Política

MDZ Política

La pandemia covid-19 sorprendió al mundo entero por su inesperada aparición, velocidad en propagación y contagio, por sus efectos graves hasta la muerte en un porcentaje de infectados y por su mutación.

La respuesta de la ciencia investigando y consiguiendo vacunas fue inédita y extraordinaria por su rapidez y eficacia. Al ser un bien -la vacuna- deseado y demandado por el mundo entero, obviamente se produjo una puja por su obtención, que aún persiste.

Frente al cuadro de infección, enfermedad, muerte de un porcentaje de enfermos, secuelas adversas en otros y necesidad de obtención de vacunas, la gestión, administración y enfrentamiento al virus requirió en principio y lo sigue haciendo ahora, de la mejor tarea del Estado y la más libre de ideología y prejuicios para disponer de todos los medios para enfrentar la desventura.

Podemos señalar algunos conceptos y acciones ineludibles, obligatorias a llevar a cabo:

  1. Medidas de cuidado e higiene indispensables e inevitables.
  2. Tener un sistema sanitario apto en cantidad y calidad de profesionales, medicamentos y equipamiento para asistir a los ciudadanos más necesitados y de aquellos con efectos graves por la enfermedad.
  3. Mente libre y capacidad y habilidad de gestión en conseguir la mayor cantidad de vacunas, autorizadas por los organismos públicos reconocidos en el mundo y por la Anmat en nuestro país, cualquiera fuera su origen.

Vacunarse es esencial y toda vacuna autorizada es necesaria y de buen resultado. Y sobre este punto debemos ahondar y aclarar. La mutación del virus hace necesario e indispensable colocar mínimo y en un tiempo máximo, imposible de prolongar, las dos dosis en todas aquellas vacunas que requieren doble inoculación.

Hoy el mundo tiene claro el cambio de estrategia de aplicar una sola dosis a la mayor cantidad de ciudadanos. No y absolutamente. De hecho, los laboratorios más avanzados están trabajando en una tercera dosis. Y hay más. En Inglaterra están proveyendo tercera dosis frente a la propagación de la variante Delta.

En nuestro país hay que dejar de lado “el relato épico“ actual de la cantidad de vacunas arribadas e inyectadas. Está claro que arribaron demoradas y parciales en su origen. Argentina todavía no tiene vacunas modernas con el sistema ARN mensajero. Hay que seguir trabajando con inteligencia, rapidez, sin dogmas, prejuicios e ideologías, en conseguir la mayor cantidad de vacunas autorizadas, cualquiera sea su origen, Y hay que colocar la segunda dosis en término. No se puede diferir porque hay peligro cierto en disminuir su capacidad de enfrentar el covid.

No cabe el relato ni la improvisación ni la épica inconducente. Rigor científico, verdad y adecuación rápida y eficaz frente al
desarrollo y mutación del covid.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?