La próxima semana arribará un lote del segundo componente de Sputnik V

La próxima semana arribará un lote del segundo componente de Sputnik V

Si bien no hay certezas en cuanto a la cantidad de vacunas que llegarán desde Moscú, el Gobierno indicó que hay pedidos concretos a Rusia

MDZ Política

MDZ Política

La próxima semana habrá un nuevo vuelo a Moscú y el Gobierno espera que arribe un cargamento con el segundo componente de Sputnik V para poder completar a tiempo los esquemas de vacunación de las personas que fueron inoculadas con el producto ruso entre marzo y abril.

Si bien aún no hay datos precisos sobre la cantidad de vacunas que llegarían al país, se sabe que en los próximos días se esperan 2 millones de dosis de Sinopharm, que llegarán desde Beijing en tres vuelos (dos de Aerolíneas Argentinas y uno de una línea privada); 1.139.000 dosis de AstraZeneca desde los Estados Unidos (llegarían el lunes), y 1.200.000 dosis “entre AstraZeneca y Sputnik V”.

A la Argentina arribaron 7.875.585 del componente 1 y 1.540.160 del componente 2 de la vacuna Sputnik V. Es una relación cinco a uno, aproximadamente.

Según explican en la Casa Rosada, Rusia enfrenta dificultades para escalar la producción del segundo componente de la vacuna, del mismo modo que mostró demoras a principio de año con la fabricación masiva de la primera dosis. De ahí la preocupación por conseguir la segunda dosis.

Fuentes del ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires indicaron que la prioridad es el primer componente porque es más eficaz poner primera dosis en la población de bajo riesgo que aplicar segunda en los ya vacunados.

De las vacunas que compra la Argentina, la rusa es el único producto que tiene dos componentes distintos. Tanto en los casos de AstraZeneca como el de Sinopharm, la segunda aplicación es un refuerzo de la primera.

Por eso las provincias implementaron sistemas para repartir las aplicaciones, de forma de completar los esquemas a tiempo. En la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, cuando llegan dosis AstraZeneca, el sistema primero “separa” segundas dosis para aquellas personas a las que se le cumplieron 90 días o más desde la primera inyección y el resto se destina a primera dosis. En la Ciudad funciona un esquema similar. Y en el caso de Sinopharm, donde hubo un acuerdo por cuatro millones de vacunas y otro por seis millones (que se recibirá a partir de ahora), las dosis se reparten mitad y mitad.

En el caso de Pfizer, tanto los equipos jurídicos de la Casa Rosada como desde el laboratorio siguen trabajando para arribar un punto de encuentro, con la redacción de un contrato que supere los escollos legales que se arrastran desde el año pasado, indicaron medios nacionales.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?