Próvolo: los jueces recusados no aceptan apartarse del juicio

Próvolo: los jueces recusados no aceptan apartarse del juicio

Los jueces María Belén Salido y Rafael Escot rechazaron la recusación de los abogados querellantes en el segundo juicio por los abusos en el instituto Próvolo, que continúa suspendido y demorado.

MDZ Política

MDZ Política

Los jueces María Belén Salido y Rafael Escot rechazaron la recusación de los abogados querellantes en el segundo juicio por los abusos en el instituto Próvolo, que continúa suspendido y demorado.

En la recusación, los abogados Sergio Salinas, Oscar Barrera y Lucas Lecour habían acusado a los jueces Salido y Escot de "preopinar, valorar y adentrarnos en el conocimiento del caso de una manera prematura", lo que hacía dudar de su "imparcialidad".

El conflicto estuvo motivado en una resolución de los jueces "por medio de la cual se le ordena al Ministerio Público Fiscal que 'reelabore' las piezas acusatorias".

Pero los jueces recusados respondieron que "en el caso de que hubiéramos apreciado razonable la sospecha de parcialidad de los abogados representantes de la parte querellante particular, nos hubiéramos separado del juzgamiento del caso" y aclararon que no solicitaron una reelaboración, sino un "señalamiento dentro de la pieza acusatoria".

"La resolución tomada en aquella oportunidad, nos posiciona en la imparcialidad que nuestra función requiere, en tanto con el fin de garantizar el derecho al conocimiento de la acusación que cabe a toda persona sometida a proceso, se dispuso que el Fiscal explicitara en su acusación los datos que la defensa reclamó conocer cabalmente antes del inicio del juicio", señalaron los jueces.

"En razón de lo explicitado, y entendiendo que el motivo de sospecha que arguyen los letrados representantes de la parte querellante es injustificado, rechazamos el pedido de apartamiento", agregaron.

La recusación deberá ser resuelta por un tribunal integrado por los magistrados Gabriela Urciuolo, Belén Rena y Armando Cecilio Martínez.

Urciolo precisamente preside el tribunal del juicio, mientras que Escot y Salido son vocales.

Por lo pronto, el juicio, que debía reiniciarse hoy, permanece suspendido.

En este proceso, la monja japonesa Kumiko Kosaka está acusada de abuso sexual agravado y corrupción de menores. Es la única persona que permanece con prisión preventiva.

El resto de las acusadas son: Graciela Pascual, licenciada en Trabajo Social y representante legal del instituto; la monja Asunción Martínez; la psicóloga Cecilia Raffo; la cocinera Noemí Paz; y las directoras del instituto Gladys Pinacca, Valeska Quintana, Cristina Leguiza y Laura Gaetán.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?