Chacabuco pide la apertura de restaurantes y gimnasios

Chacabuco pide la apertura de restaurantes y gimnasios

El municipio de Provincia de Buenos Aires pretende "acompañar y cuidar" a los sectores de la economía afectados por la pandemia.

Paulino Rodrigues

Paulino Rodrigues

El intendente de Chacabuco, Víctor Aiola, pretende aprobar tras la negativa del gobernador Axel Kicillof de ayer, un protocolo de "Covid solidario" que permita la apertura de los negocios gastronómicos y los gimnasios, además de la vuelta a las clases presenciales. 

El programa, llamado "Cuidar fuentes de trabajo", apunta a "mantener las fuentes de trabajo de muchos vecinos de la ciudad", e insta a buscar alternativas que permitan a los distintos sectores trabajar de manera segura

El proyecto está en línea con muchos intendentes del interior provincial como el de Ramallo, Mar del Plata o Junín, que piden por la presencialidad en las escuelas y por una mayor apertura en virtud de un sano equilibrio entre economía y salud, teniendo en cuenta la preocupación que generan restricciones que se han mantenido en el tiempo en esta segunda ola más allá de lo anunciado originalmente.

Estos intendentes entienden que hoy la pandemia debería tener un modo de administración diferente al de la primera ola, a cuenta del aprendizaje obtenido, el tiempo transcurrido y la falta de posibilidad de sostenimiento económico de muchas de las actividades involucradas.

Sobre todo teniendo en cuenta que hoy el Gobierno autorizó la apertura de los teatros, espectáculos en espacios cerrados y cines con un aforo de entre el 30% y 50%, aún en esos distritos de alarma epidemiológica donde están prohibidas las clases presenciales y está limitada la actividad gastronómica y de circulación.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?