Beatriz Sarlo: "Alberto es una parodia de los buenos oradores"

Beatriz Sarlo: "Alberto es una parodia de los buenos oradores"

La escritora, ensayista y consultora política analizó los últimos furcios del presidente Alberto Fernández y lo catalogó como una persona que no tiene el "gen" del orador, por lo que no entiende por qué o en base a qué sugerencia el mandatario se ha lanzado a una oralidad más pretensiosa.

MDZ Política

MDZ Política

El presidente Alberto Fernández sufrió estos últimos días varios furcios que le han costado mucho en lo político, tanto hacia adentro como hacia afuera del espacio del Frente de Todos; también relaciones diplomáticas y tensiones en su imagen y poder presidencial. Entre sus infortunados dichos, destaca el que hizo durante una conferencia de prensa que brindó en ocasión del recibimiento y visita de su homólogo español, Pedro Sánchez, al intentar hacer una referencia histórica citando, erróneamente, al escritor Octavio Paz: "los mexicanos vienen de los indios, los brasileros de la selva y nosotros, los argentinos, de los barcos que llegaban de Europa".

Entre la condescendencia y el intento de elocuencia, Alberto terminó fulminado. No sólo por sus propios dichos, sino por lo que siguió: el envío de una nota al Inadi para "solicitarle" que tome las medidas necesarias. Lo cual, por supuesto, quedó solo en un gesto simbólico, ya que la titular del organismo, Victoria Donda, interpretó el hecho como un gesto histórico por parte de un presidente y descartó cualquier medida de sanción o advertencia. Sobre esto, además, cabe señalar que fue un pedido de disculpas bastante escueto y con la modalidad de "si entendieron mal...", es decir, la culpa fue de quienes interpretaron mal, esto es, al parecer, toda la población mexicana, brasilera e incluso argentina.

"En general, Alberto parece una parodia de los buenos oradores".

Frente a este panorama, la escritora, ensayista y consultora política, Beatriz Sarlo, analizó los últimos furcios del presidente Alberto Fernández en el programa televisivo de Luis Novaresio, y lo catalogó como una persona que no tiene el "gen" del orador, por lo que no entiende por qué o en base a qué sugerencia el mandatario se ha lanzado a una oralidad más pretensiosa.

"Cristina es una buena oradora, te puede gustar o no su registro pero es una buena oradora"

"No sé por qué, pero Alberto, que nunca posó de gran orador, ahora comenzó a citar frases. Es como que alguien que nunca fue irónico de repente comience a serlo. Es pésimo", sentenció Sarlo. Y agregó: "En general, Alberto parece una parodia de los buenos oradores".

Beatriz Sarlo

"Cristina es una buena oradora, te puede gustar o no su registro pero es una buena oradora. Los amigos deberían decirle 'por qué no hablas como siempre, Alberto'", expresó la autora de Escenas de la vida posmoderna.

"Lo que le está pasando a Alberto es que dice cosas complicadas, y él no ha sido un orador que hay manejado temas complicados en larga duración. Alberto Fernández no tiene el gen de la oratoria. Además, a esta altura no debería pretender tenerlo, porque tampoco tiene en la oposición a algún orador u oradora como para sumergirse en una pretensión como esa. A esta altura de la política no hace falta", interpretó Sarlo.

El problema de la grieta

Sarlo, lúcida, imparcial y profunda, también analizó el problema de la grieta, ante lo cual adelantó que no cree que se trate de un problema exclusivo de la Argentina, también "sucede en Estados Unidos, en Inglaterra". Pero más allá de eso, lo importante es que la grieta "no deja pensar".

"Somos un país que fracasó"

"No sé si estamos cerca de una ebullición (del mal clima social), pero sé que somos un país en crisis y muy poco importante para el mundo. Empezamos el siglo XX ocupando los primeros puestos de importancia en el mundo. Terminamos el siglo XX del modo inverso: somos un país que fracasó", sentenció Sarlo.

Además, redireccionó el concepto de la grieta y consideró que "la grieta está en diferentes lugares, está en todos los pibes mayores de 14, 15 años que no está en la enseñanza. Y aclaró: "Esos pibes ya no estaban en las esceulas, no es de ahora de la pandemia, ya no completaban la enseñanza secundaria desde hace tiempo, desde hace años. La situación viene de atrás. Yo tiendo a no atribuir todos los problemas que nos pasan a la pandemia".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?