Los dos datos clave que permiten la flexibilización de las restricciones

Los dos datos clave que permiten la flexibilización de las restricciones

La incidencia de casos bajó en algunas provincias y en una en particular. Mendoza es la mejor posicionada entre los distritos grandes y Córdoba la más complicada en ese lote. San Luis, en problemas.

MDZ Política

MDZ Política

La curva de contagios de covid se aplanó en los últimos días y hay algunos datos que generan una expectativa positiva, aunque aún no sea tendencia y, mucho menos, que se haya superado la etapa más difícil. Pero la cantidad de contagios amenguó y también la "contagiosidad", es decir la transmisión del virus.

Uno de los datos que analizan como evolución positiva en Mendoza es que la incidencia de casos en los últimos 14 días bajó sensiblemente. El dato se destaca porque esa provincia era una de las que estaba "en rojo" en los mapas nacionales. En los últimos 14 días la incidencia fue de 356 casos cada 100 mil habitantes y quedó tercera en el ranking nacional de menor impacto y la que mejor posicionada está entre los distritos más populosos. Misiones y Jujuy tienen mejores números, y el AMBA y Buenos Aires le siguen a Mendoza, tomando las provincias más grandes. 

Por el contrario, las provincias de San Luis, Catamarca, Neuquén y La Pampa están en la zona de alerta mayor en cuanto a la incidencia de casos cada 14 días. La provincia gobernada por Rodríguez Saá tiene una incidencia de 1.566 casos. Córdoba es otro de los distritos más complicados, con 1.232. Ese criterio es uno de los tomados en cuenta para el "semáforo" epidemiológico que se toma a nivel nacional. 

En Mendoza hay otro dato destacado que surge de la semana: el factor R bajó de 1 por primera vez desde febrero. Se trata del indicador que marca la cantidad de personas que contagia a cada paciente con covid. Si está por encima de 1, significa que los contagios están en expansión. Cuando baja, comienza la retracción. Hoy en Mendoza está en 0,98. Otro dato importante es que sigue bajando la edad promedio de los fallecidos: ahora es de 70 años. El año pasado era de 74. 

La mejora ha generado un cambio de la situación epidemiológica en varios distritos, que pasaron de estar en alerta a "riesgo". Esto permite flexibilizar las medidas de restricción. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?