La insólita creencia de Alberto Fernández sobre su habilidad para hablar

La insólita creencia de Alberto Fernández sobre su habilidad para hablar

El papelón durante la conferencia de prensa con el mandatario español Pedro Sánchez dejó en evidencia las severas fallas de comunicación del presidente argentino, una cuestión que él mismo parece negar.

MDZ Política

MDZ Política

El papelón protagonizado ayer por Alberto Fernández durante una conferencia de prensa con el mandatario español Pedro Sánchez, en donde utilizó una polémica frase que levantó revuelo en todo el mundo por la forma despectiva en la que se refirió a los mexicanos y brasileños, dejó en evidencia las severas fallas de comunicación del presidente argentino, una cuestión que él mismo parece negar.

Aunque no es la primera vez que sus dichos causan controversia e incluso algunos roces diplomáticos, esta vez Fernández fue un paso más allá y apeló a una frase mal atribuida al poeta Octavio Paz y que orilla la discriminación racial para hacer una desafortunada comparación entre Argentina, México y Brasil, lo que volvió a provocar cuestionamientos hacia su estrategia de comunicación y la preparación que recibe a la hora de ensayar sus discursos, donde se percibe la improvisación, la verborragia mal administrada y las incoherencias, entre otras graves falencias.

Sin embargo, más allá del contenido y el impacto de sus declaraciones, Fernández tiene otra mirada sobre sí mismo. "El Presidente está convencido que es el político que mejor comunica. Cuando hablás con gente de su círculo, te dicen que todas esas cuestiones (de comunicación) las decide él, y que está convencido que es el mejor comunicador", sostuvo el periodista Pablo de León en el programa Solo una vuelta más, del canal TN.

Esta actitud de superación se ha profundizado en estas últimas semanas, añadió De León: "En los últimos días, Alberto empezó a dar notas de modo diferente: con cómicos o militantes kirchneristas como El Cadete, que trabajó como humorista en C5N, a quién le dio una nota de una hora a las 10 de la noche. El Presidente cree que tiene su propio canal de comunicación y que lo rompe de esa manera".

"De hecho, en Casa Rosada se hablaba de que el propio Alberto estaba preparando personalmente la recepción a Pedro Sánchez, con lo cual les fue extraño que haya citado a Litto Nebbia de golpe", añadió.

Algunas hipótesis indican que esta verborragia obedece a una imperiosa necesidad de Fernández de mostrarse empoderado frente a la degradación de su poder dentro del Gobierno y de la coalición del Frente de Todos, donde el kirchnerismo duro representado por La Cámpora y otros actores como Sergio Massa vienen ganando cada vez más terreno a instancias de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?