Scioli candidato: ¿un globo de ensayo o el plan B de Cristina y Máximo?

Scioli candidato: ¿un globo de ensayo o el plan B de Cristina y Máximo?

Cada vez son más fuertes los rumores de una candidatura de Daniel Scioli encabezando la lista de diputados nacionales del Frente de Todos. Lo están midiendo varios encuestadores a pedido del oficialismo. Algunos creen que es una autopostulación. Otros sostienen que es un buen perfil.

Beto Valdez

Beto Valdez

Hace varias semanas que en mesas bien informadas del mundo político se habla incesantemente del regreso de Daniel Scioli de Brasil para encabezar la lista de diputados nacionales del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires. “Varios clientes me lo mandaron a medir”, admiten varios encuestadores que suelen trabajar para el oficialismo. Los indicios y versiones indican que el ex gobernador se muere de ganas para volver al centro del escenario político. Por eso algunos mal pensados indican que se trata de una “autopostulación”.

Lo concreto es que en el kirchnerismo bonaerense se vienen analizando varios nombres para liderar la nómina del Frente de Todos en el principal distrito del país. Tal como lo venimos adelantando Máximo Kirchner y sus principales colaboradores consideran que para lograr un triunfo contundente se debe incluir a todos en las listas y analizar muy bien quien va ir en el primer lugar. Hasta ahora el jefe de La Cámpora y Wado De Pedro, en consulta permanente con Cristina Fernández, venían sondeando las chances de sus preferidas: Fernanda Raverta o Luana Volnovich.

Sin embargo, la gerenta de ANSES y la titular del PAMI no miden bien, tienen bajo nivel de conocimiento y mala imagen entre quienes dicen conocerlas. Además, son perfiles muy radicalizados como para tratar de volver a seducir al votante blando que perdieron desde el inicio de la administración del presidente Alberto Fernández. “No cabe duda que no tenemos candidatos competitivos que nos ayuden a superar el 45% en provincia”, dice un referente kirchnerista, aceptando, asimismo, que la mayoría de los principales dirigentes del FTD tienen más imagen negativa que positiva.

“Daniel es la moderación y mide bien en las encuestas que estamos viendo”, sostienen con pragmatismo voceros del camporismo. En los últimos días viene creciendo de tal forma el rumor de la candidatura del actual embajador en Brasil que ya empezó la polémica sobre su verdadera intención de voto y sus propias expresiones de deseo. Alguno oficialistas consideran que no va a mover el amperímetro, otros lo ven como una jugada audaz y competitiva frente a las indefiniciones de Juntos por el Cambio y otros sostienen que a Scioli realmente le interesa suceder a Felipe Solá en el Ministerio de Relaciones Exteriores o quedarse en Brasil.

Sea como fuere, dos fuentes de primer nivel sostienen que Cristina y Máximo no descartan el escenario de liderar la lista para “la madre de todas las batallas” con perfiles moderados, pero con convicción. La vicepresidenta nunca tuvo mucho feeling con Scioli, pero en privado admite que “nunca nos traicionó y siempre fue leal, no como otros”, en obvia referencia a Fernández. Por eso se habla del ex gobernador acompañado por Victoria Tolosa Paz en segundo lugar. Incluso, una versión confiable indica que un poderoso intendente del Gran Buenos Aires lo estuvo sondeando preliminarmente en nombre de Máximo. Son los contactos previos al inicio del casting electoral.

Mientras tanto, en el entorno de Scioli no descartan la posibilidad, pero tampoco quieren aparecer como sus impulsores. Aunque quienes han conversado últimamente con él dicen que lo ven entusiasmado y trabajando mucho en la Embajada, pero mucho más interesado en recuperar un espacio político. Incluso, llamó la atención su foto de ayer con  casi una provocación al presidente Jair Bolsonaro, pero un gesto bien recibido por el Instituto Patria. Además, el ex gobernador siempre estuvo en las antípodas ideológicas del líder del PT.

Si la movida prospera Scioli se tira de cabeza para hacer campaña en la provincia de Buenos Aires, es más cree que ganando esa contienda quedaría muy bien posicionado para los comicios presidenciales del 23, especulación que obviamente no debe causarle mucha gracia a aquellos que ya se posicionan para ese cargo, como Axel Kicillof y Sergio Massa. De todas formas, esto recién comienza porque ya se sabe que a Cristina le fascina jugar con el misterio y no blanquear su carta antes del minuto 45.

                            

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?