Bento vuelve a Tribunales como acusado mientras el Consejo de la Magistratura ya lo investiga

Bento vuelve a Tribunales como acusado mientras el Consejo de la Magistratura ya lo investiga

El Juez y el resto de los imputados deben presentarse en Tribunales. Mientras, los hechos fueron comunicados al Consejo de la Magistratura.

MDZ Política

MDZ Política

El juez federal Walter Bento tiene que ir a Tribunales Federales hoy, pero por primera vez desde que asumió en 2005 no lo hará como magistrado, sino como acusado: debe presentarse como imputado por asociación ilícita y comenzar a plantear su defensa. El proceso por el cual muchas tuvo que abordar, ahora lo hará del otro lado del estrado. Bento tiene una licencia transitoria desde ayer y su caso ya fue remitido al Consejo de la Magistratura, que evaluará su desempeño como funcionario judicial. En paralelo la causa penal debe avanzar. 

Se espera que hoy hagan el mismo camino hacia Tribunales todos los acusados. Entre ellos los dos abogados detenidos (uno sigue prófugo). El fiscal Dante Vega pidió la imputación y el juez Eduardo Puigdéngolas, que es de San Rafael y quedó a cargo de la causa, le dio lugar. Bento fue citado a declaración indagatoria. El juez está acusado de ser el líder de una banda dedicada a otorgar beneficios a presos federales usando el poder que tenía como titular del Juzgado Federal 1. Además, él y su esposa se encuentran imputado e imputada por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos de origen delictivo.

Ayer hubo allanamientos en Tribunales y en 16 domicilios particulares. Entre otras cosas, se secuestraron los teléfonos celulares de todos los acusados.

El fiscal Vega, titular de la Fiscalía General ante la Cámara Federal, actúa en el caso tras la inhibición de tres fiscales de la jurisdicción. A pedido del fiscal, el procurador general interino, Eduardo Casal, dispuso que lo acompañen de manera conjunta o alternada el fiscal general Mario Villar y la fiscal federal Laura Roteta, titulares de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos. 

Los inicios

La causa se inició tras el peritaje de un detenido por narcotráfico en el que se hallaron datos sospechosos. Sumado ello a algunos testimonios, comenzó a descubrirse una madeja de relaciones que hizo sospechar cuál era la trama: una banda que funcionaba otorgando beneficios a presos y acusados de delitos federales como contrabando y narcotráfico. Para ello trabajaban, según el Fiscal, Bento como líder, un grupo de abogados y "punteros" que se encargaban del nexo con los detenidos. A cambio de dinero, se realizaban modificaciones en imputaciones, carátulas y causas para lograr beneficios.

"Su objetivo principal era lograr a través del pago de un soborno la libertad espuria de personas detenidas a disposición del Juzgado Federal nro. 1 de Mendoza o su desvinculación del proceso. La consumación de la maniobra variaba de acuerdo al caso, pero se hacía siempre en base al siguiente mecanismo: en una primera etapa se concretaba el soborno (comúnmente expresado en el pago de sumas de dinero variables en dólares estadounidenses) para que el beneficiario recuperara su libertad. Generalmente esta libertad iba seguida por la impunidad de hecho del sobornador, quien podía terminar sobreseído o, en la mayoría de los casos beneficiado por el juez con una falta de mérito o una calificación legal de menor grado, que a su vez servían de excusa para aparentar la legalidad de esa libertad", dice la imputación.

De manera conexa se investiga el patrimonio de Bento y su familia y si hubo proceso de lavado de dinero. Según la sospecha, el patrimonio de la familia no se condice con los ingresos que tienen. Allí hay otro dato: todos son funcionarios judiciales

De acuerdo con el informe de la AFIP, el juez, su esposa y sus dos hijos perciben mensualmente un monto superior a 1,7 millones de pesos en salarios pagados por el Poder Judicial de la Nación, más una asignación familiar (renunciable) de menos de 6 mil pesos por el tercer hijo que paga la ANSES. "El patrimonio de la familia superaría el monto total de los ingresos lícitos en concepto de sueldos, cobrados sucesivamente por los cuatro miembros de la familia desde su ingreso a las filas del Poder Judicial desde 1992 hasta la actualidad", indicó la fiscalía. En 1992 el ahora magistrado había ingresado al Poder Judicial como secretario. En 2005 asumió como juez.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?