Argentina retiró su apoyo a la demanda contra el régimen de Maduro

Argentina retiró su apoyo a la demanda contra el régimen de Maduro

Tras la salida del Grupo de Lima, el Gobierno retiró su apoyo a la denuncia de ese bloque contra Venezuela por delitos de lesa humanidad.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El Gobierno nacional decidió, en marzo, retirarse del Grupo de Lima. Este miércoles se conoció que, en ese momento, también ratificó que retiraba su apoyo a la demanda que el bloque interpuso contra el régimen de Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional (CPI).

La información pudo conocerse recién ahora gracias a una carta enviada por la embajada argentina en Holanda al organismo con sede en La Haya. “El Gobierno de la República Argentina se retira de dicha remisión como así también de toda presentación realizada en ese marco, incluyendo la Nota OI 48/2019 del 30 de septiembre de 2019 vinculada a un informe elaborado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Argentina”, afirma el documento enviado a la Fiscal de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda.

Dicha demanda contra el Gobierno de Venezuela fue interpuesta por Canadá, Chile, Colombia, Paraguay, Perú y Argentina, en 2018, cuando el presidente de la Nación aún era Mauricio Macri. El objetivo de la misma es que "se investigue al régimen de Venezuela por la presunta comisión de delitos de lesa humanidad".

Esa denuncia fue la primera que un grupo de Estados realizó contra un tercero ante ese tribunal, cuya misión es juzgar a las personas acusadas de cometer crímenes de genocidio, guerra, agresión y lesa humanidad.

La carta fue enviada el 24 de marzo, el mismo día que el gobierno de Alberto Fernández anunció su salida del Grupo de Lima, un foro regional que nació para alinearse con Estados Unidos y que denunció los atropellos de la dictadura de Maduro en Venezuela.

Argentina manifestó que su retiro es “sin perjuicio de las acciones que la Fiscalía lleva a cabo relativas a la situación de Venezuela conforme a lo establecido en el Estatuto de Roma, respetando la independencia judicial”.

El gobierno argentino impulsó a partir de la asunción de Fernández un giro en la política exterior, sobre todo, con respecto a Caracas. La salida de ese bloque regional se debió a “la participación de un sector de la oposición venezolana como un integrante más del Grupo de Lima” que había llevado a “posiciones que nuestro Gobierno no ha podido ni puede acompañar”.

En el comunicado, el gobierno argentino también denunció que las acciones del foro, liderado en las formas por Brasil y Colombia, no habían “conducido a nada” y dijo que la solución a la crisis venezolana pasa por un “diálogo inclusivo que no favorezca a ningún sector en particular”, y que permita la realización de “elecciones aceptadas por la mayoría con control internacional”, según Infobae.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?