Preocupación K: miden a Tolosa Paz y hasta se habla de Cristina candidata

Preocupación K: miden a Tolosa Paz y hasta se habla de Cristina candidata

En el cristinismo están preocupados porque empiezan a asumir que la situación puede ser peor llegado el momento elegido para votar. Ahora empiezan a medir a Victoria Tolosa Paz como posible cabeza de lista de diputados en la provincia de Buenos Aires. Y hasta se habla de la postulación de Cristina.

Beto Valdez

Beto Valdez

La administración del Frente de Todos atraviesa su peor momento frente a la opinión pública: la pérdida de poder adquisitivo, la falta de vacunas y el mal manejo de la pandemia generan un cocktail explosivo. Hace semanas que venimos reflejando el aumento de la preocupación de Cristina Fernández de Kirchner y su hijo Máximo por las fuerte caída del oficialismo que perciben en las encuestas, incluso en bastiones del Gran Buenos Aires donde suelen ganar con comodidad.

La obsesión de la vicepresidenta y del diputado Kirchner está centrada en ganar la provincia de Buenos Aires y para ello necesitan realizar una performance electoral contundente en el Conurbano para descontar los triunfos que va a lograr Juntos por el Cambio en el interior bonaerense. La fotografía actual muestra un escenario ajustado a favor del FTD. Si bien en el Instituto Patria, dicen que “el candidato es el proyecto”, lo cierto es que la suerte del oficialismo también va a depender de la oferta electoral que le presente a la sociedad.

Inicialmente se hablaba de perfiles camporistas para encabezar la lista de diputados nacionales de la coalición oficialista. Se empezó a medir a la gerenta general de ANSES, Fernanda Raverta, y a la titular del PAMI, Luana Volnovich. Pero a medida que comenzaron los choques entre CFK y el presidente Alberto Fernández, entre otras cosas, por el deterioro de la situación económica, cambiaron la búsqueda y empezaron a analizar a figuras supuestamente más moderadas.

Como lo adelantamos el mes pasado, Daniel Scioli apareció en el radar de Máximo y su entorno. Aparentemente el ex gobernador no mide mal pero no parece ser la solución para recuperar el voto blando de 2019 que se sigue alejando y seducir al universo de los jóvenes que están enojados con la política. Sergio Berni es otra de los perfiles que analizan en la conducción K. Tiene buena imagen pero no genera consenso en muchos sectores. Esta peleado con el presidente y con los intendente del Gran Buenos Aires.

Por eso en las últimas semanas empezó un casting sobre una funcionaria que ha comenzado a levantar fuerte el perfil mediático. Se trata de la titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz. Contadora platense, pareja de José Albistur, amigo del presidente. Tiene bajo nivel de conocimiento pero fuentes oficiales admiten que la están posicionando para ir midiéndola en las próximas semanas. Cristina dio el ok. Pese a que no son amigas, le gusta su estilo aguerrido a la hora de polemizar con referentes de la oposición. 

“Victoria podría ser una síntesis de la coalición y hasta presentarla como la candidata de Alberto”, dicen voceros del bloque de diputados del FTD. Igualmente tiene una contra muy importante: mide mal en La Plata, la Octava Sección Electoral, un padrón muy numeroso y estratégico a la hora de contar los votos. Viene en 2019 de perder la PASO municipal con la polémica Florencia Saintout. No son buenos pergaminos para ir por el premio mayor. Igual seguirá a prueba.

Sea como fuere, todo esto es muy dinámico y la mayoría de los pronósticos serios indican que el escenario económico y social va a seguir deteriorándose producto de las cuarentenas que van a continuar hasta que se pueda amesetar la segunda ola tan agresiva. Pero cerrar todo sin vacunas es barrer bajo la alfombra. No se sabe a ciencia cierta si se va a llegar a las PASO con la mitad de la población vacunada y los efectos de las restricciones anticipan una depresión económica mayor, con más cierres de comercios, despidos y mucho malhumor social.

Evidentemente en el cristinismo están preocupados porque empiezan a asumir que la situación puede ser peor llegado el momento elegido para votar, contrariamente a lo que suponían cuando decidieron correr el calendario electoral. Por eso empezó a circular en despachos oficiales y en algunos municipios del GBA la hipótesis de una candidatura de Cristina. “Ella es la que puede ir al frente y asegurar la victoria”, dicen los defensores de esa alternativa, reflejando el grado de desorientación qué hay en el oficialismo. 

Especular en este contexto con la postulación de la vicepresidenta es una señal de debilidad. Se sabe que, si bien ella tiene arrastre en el GBA, su imagen negativa le pondría un techo a la performance electoral del FTD en el principal distrito del país. Salvo que, como dejan trascender algunos voceros oficiales, se trate de “un globo de ensayo” para asustar a los Barones del Conurbano y “disciplinarlos” para la batalla. Incluso, se comenta que en los próximos días podría iniciarse el trámite en la justicia para lograr la habilitación de los intendentes para un mandato más. No cabe ninguna duda que la incertidumbre domina el ánimo de quienes conducen al Frente de Todos, paradójicamente cada vez más disconformes con el rumbo de la administración de Alberto.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?