Lo pidió Kicillof y lo analiza Alberto Fernández: ¿se vienen restricciones más duras?

Lo pidió Kicillof y lo analiza Alberto Fernández: ¿se vienen restricciones más duras?

El Presidente se reúne en Casa Rosada con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la Secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, para analizar qué medidas plantear en el próximo decreto.

MDZ Política

MDZ Política

El presidente, Alberto Fernández, escuchó los pedidos del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, por lo cual está analizando imponer restricciones más duras para hacer frente a la segunda ola de coronavirus que sigue azotando al país. El viernes vence el DNU nacional, por lo que esta semana servirá para determinar cómo impactaron las medidas adoptadas y en cuáles se debe profundizar.

Por ese motivo, el jefe de Estado se reúne en Casa Rosada con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la Secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra. Con ellos, que son dos de sus funcionarios de mayor confianza, analizarán el panorama y escucharán las recomendaciones de los asesores.

Los primeros trascendidos indican que el Gobierno nacional tiene en mente disponer un fuerte cierre de actividades dado que la situación tanto epidemiológica como sanitaria no son las esperadas luego del último decreto, hace ya casi tres semanas.

Desde la provincia de Buenos Aires ya habían pedido medidas "extremas" antes del DNU que está vigente y no habían quedado conformes con lo anunciado por Alberto Fernández en esa ocasión. Por ello, reiteraron la necesidad de imponer medidas más estrictas que ayuden a reducir la circulación de personas y, por ende, del virus.

El domingo por la noche, el propio Fernández aseguró en una entrevista televisiva que "las restricciones son muy necesarias", dando a entender que lo que vendrá una vez que venza el decreto vigente está lejos de parecerse a una relajación y que, por el contrario, se plantearán cierres más duros.

Si bien reconoció que en las últimas semanas hubo un amesetamiento de los casos, dicha meseta tiene un piso muy alto por lo cual "hay que bajarlos más".

En eso coinciden los "especialistas", es decir los infectólogos que desde el inicio de la pandemia asesoran a Fernández, quienes creen que un cierre "corto y estricto" de 15 días podría favorecer a la baja de contagios.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?