Los dilemas de Rodríguez Larreta en la interna de Juntos por el Cambio

Los dilemas de Rodríguez Larreta en la interna de Juntos por el Cambio

Dos mujeres le provocan dolores de cabeza a Horacio Rodríguez Larreta. Las posturas públicas y privadas de María Eugenia Vidal y Patricia Bullrich lo hacen "desviar" de su proyecto presidencial pero además lo llenan de incertidumbre sobre su proyecto porteño. El futuro rol de Santilli también crece.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

Mientras esperan a María Eugenia Vidal, y especulan con la posible llegada de Diego Santilli como candidato en la Provincia de Buenos Aires, todos los dirigentes que integran Juntos por el Cambio se siguen reuniendo, sacan cuentas y miran a Horacio Rodríguez Larreta en sus pasos cotidianos.

La ex gobernadora no ha formulado ninguna definición política de importancia y eligió, en cambio, hacer catarsis sobre lo que “sufrió”. Efectivamente no tiene en claro si se presentará o no en las próximas eleccionesMauricio Macri se lo ha pedido de varias maneras. Hace un mes, cuando recibió a “los territoriales”, dirigentes que no están a cargo de comunas pero son candidatos importantes y con trayectoria, fueron los primeros en escucharlo de su boca. “María Eugenia tiene que ser candidata en la Provincia porque ordenaría mucho”, aseguran que dijo.

El ex presidente también se lo pidió a Rodríguez Larreta, quien la tiene entre sus predilectas para competir en la Ciudad y la piensa como futura jefa de Gabinete. Esa candidatura no sería ahora, sino en 2023, para no dejarle al radical Martín Lousteau el camino despejado para transformarse en su sucesor.

Relaciones

La relación entre las principales figuras del espacio PRO no es la mejor. Mientras que el jefe porteño no entiende por qué “no lo respetan como lo hacían con Mauricio”, los que no son sus aliados naturales responden, con sorna y razón. “Porque no es Mauricio”.

“Mauricio”, que no es otro que Macri, como diría Néstor Kirchner, fue el que armó la estructura y los llevó a cada uno de los que hoy disfrutan de algún cargo hasta el lugar en el que están. Rodríguez Larreta administró la Ciudad, y ahora como jefe lo sigue haciendo, pero sin dar demasiadas pistas ni concesiones a los que les exige que lo sigan como jefe supremo.

La General Paz, que para el gobierno nacional parece un límite difuso por su impulso del AMBA, de pronto se puede transformar en una muralla china para las aspiraciones del jefe de gobierno capitalino. Y no sólo es porque  desde el grupo “Dorrego”, grupo de intendentes y dirigentes que se referencian en ellos, sienten que la Provincia necesita una gestión propia del territorio bonaerense. 

Acá activan, además, los intendentes radicales y los Peronistas Republicanos conducidos por Joaquín De la Torre. Sin embargo, este sector no tendrá la voz y el voto autorizado hasta que defina en qué frente jugará. Si ratifica su pertenencia a Juntos por el Cambio o va por otra vía peronista con Florencio Randazzo, por ejemplo.

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, es la otra dirigente que se encarga de provocar ruidos permanentemente. Según se filtró, hasta el propio ex presidente le está pidiendo que se mida más en sus definiciones, fundamentalmente cuando habla contra Larreta por su posicionamiento futuro en la Ciudad.

Radicales

En tanto, la interna radical, que casi partió al medio al centenario partido en la Provincia de Buenos Aires, está teniendo reacomodamientos que pueden proyectar definiciones no del todo exactas.

Por un lado Maximiliano Abad, quien ganó con el apoyó de otros sectores de intendentes y el ex vicegobernador Daniel Salvador, está armando su propia agenda. En ese sentido fue trascendente que los resultados, no aceptados por la oposición de Gustavo Posse y Walter Carusso, fueron avalados por los referentes de Evolución, que siguen los designios de Lousteau, aliado de Posse hasta el domingo de la elección.

Quien ha tenido algún contacto con Abad es el antiguo correligionario de andanzas en sus épocas juveniles, el referente de Almirante Brown, Pablo Dominichini, quien fue electo como primer convencional en la lista possista, sin que hasta ahora haya habido ningún avance. 

Por eso es que Posse está hablando con Emilio Monzó para reconfigurar la alianza que casi hace que se queden con parte institucional de la oposición en la interna radical. Monzó asegura que no irá con los peronistas republicanos y seguirá en Juntos por el Cambio. Pero también asegura que su referencia es Rodríguez Larreta.

El alcalde, en tanto, ya habría definido su propia estrategia. Santilli será candidato en la Provincia (el porteño no querido por los intendentes) y para eso está hablando con todos los que hasta ahora se oponían. Su visita personal a varios territorios tendría esa intención.  

El más enfático es Jorge Macri, vocero extremo para estas cuestiones del Grupo Dorrego, que por ahora dicen se mantiene monolítico en esta y otras posturas. “Esto se empieza a revelar el mes próximo”, dice uno de sus operadores.

Para su estrategia Rodríguez Larreta también tiene que convencer a Vidal, que ya dijo que no trabajará en la Provincia pero tampoco se decidió a ser candidata en la Ciudad. Teme que el costo del cruce al otro lado de la General Paz le genere más penurias que alegrías. Y, hasta que esto no se defina, tampoco en la Ciudad tendrán certezas de cuál será el perfil de la campaña que se avecina.

Ese “no” de la ex gobernadora a volver a ser candidata bonaerense dejó en el desamparo a los “territoriales” quienes seguramente serán la cabeza de playa del proyecto Santilli, quien no tendría los papeles en regla para cambiar de localidad. De la Torre se transformó en un especialista constitucionalista porteño cuando expone estas cuestiones. 

Según expresan todas las encuestas, la presencia de uno u otro no modificaría demasiado la performance en las futuras elecciones provinciales. “No votan por Vidal o Santilli, sino por Juntos por el Cambio o por el Kirchnerismo”, es la lapidaria respuesta de un especializado analista y consultor que trabaja con Juntos por el Cambio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?