Crisis política por la resistencia de un funcionario K a irse del gobierno

Crisis política por la resistencia de un funcionario K a irse del gobierno

En el Ejecutivo ratifican que Federico Basualdo está con un pie afuera. Pero el kirchnerismo resiste. Mientras, se degrada la figura del Ministro de Economía y hasta del presidente.

Beto Valdez

Beto Valdez

El pedido de renuncia de Federico Basualdo, subsecretario de Energía Eléctrica, derivó en una inédita crisis en el gobierno de Alberto Fernández, en la que las diferencias entre el kirchnerismo y el equipo de Alberto Fernández, particularmente Martín Guzmán, quedaron en evidencia. El tema generó gran malestar en el kirchnerismo con el Ministerio de Economía. Pero lo que es seguro es que la crisis no será inocua. Tanto, que creen que la tensión podría poner entre la espada y la pared a los protagonistas. O finalmente se va Basualdo, o Guzmán podría tomar él una decisión política drástica.

Mientras tanto hay preocupación en el mercado financiero por la situación de Guzmán, cada vez más devaluado luego del "atrincheramiento" de Basualdo. Si no logra echar a Basualdo queda sin poder real, según creen. Hay temor a una eventual renuncia del ministro de Economía. Igual los dos escenarios preocupan a la City y a Wall Street: que se quede como un ministro derrotado o que decida pegar el portazo.

Cristina Fernández es la más enojada con la movida de despedir a Basualdo y mandó a operar a sus voceros para desacreditar la movida. La vicepresidenta recibió ayer  personalmente a Basualdo para respaldarlo.

Por eso las fuentes de Economía aseguran que “esto termina mal y con algo drástico. No se me ocurre qué diagonal pueden inventar”.

Ahora en la Casa Rosada quieren componer y “jugar a no paso nada”. El malestar de Cristina no sólo es con Guzmán por la supuesta operación contra Basualdo, sino que además responsabiliza a Santiago Cafiero como aliado del ministro de Economía. Este malestar llegó a la Casa Rosada y algunos voceros quieren preservar ahora a Alberto diciendo que no avaló el despido de Basualdo y que está molesto con su jefe de gabinete. “si Guzmán no gana se va, acá no hay empate”, dicen ahora en Economía.

En el entorno del ministro de Economía confían además que “todavía hay margen” para que se vaya Basualdo y ratifican su despido. Igualmente, en otros sectores del Frente de Todos consideran que Guzmán “no debe haber sido tan ingenuo para pensar que está en condiciones políticas de echarle un alfil a Cristina”.

En ese sentido, están los que plantean que el titular del Palacio de Hacienda jugó a “consolidarse o irse del gobierno con un portazo”.

Mientras tanto, desde el kirchnerismo demuestran su fastidio con Guzmán y hacen crecer un nombre en las sombras: Augusto Costa, ministro de la Producción bonaerense, como el sucesor en Economía.

Basualdo y Guzmán se enfrentaron por la política de aumentos de tarifas. Y todo explotó ayer, cuando le pidieron la renuncia. El funcionario K se negó a irse y hubo una ola de desmentidas y operaciones. Lo cierto es que el Ministro de Economía quiere echarlo pero el despido demora en concretarse. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?