El plan para aumentar las restricciones sin alterar a la sociedad

El plan para aumentar las restricciones sin alterar a la sociedad

La restricción nocturna fue la primera de distintas medidas que están siendo analizadas para reducir la circulación del virus. Intendentes reconocen que es necesario aplicarlas de forma gradual porque "el partido es largo" y pueden generar desgaste en la sociedad.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

La decisión de restringir actividades y circulación entre las 0.30 y las 5.30 es la primera de una serie de medidas que se tienen en carpeta para reducir la circulación del virus y evitar que se sigan multiplicando los contagios. Sin embargo, a diferencia del año pasado, el desafío en el 2021 es aplicar las restricciones de forma inteligente para cuidar la economía pero, sobre todo, para no generar desgaste en la sociedad.

"Hoy (ayer) se tomó una decisión entendiendo que el partido es largo, de un año. No podemos agotar un montón de medidas ahora porque después la sociedad deja de cumplirlas por el desgaste", subrayó el intendente de Luján de Cuyo, Sebastián Bragagnolo.

Imagen Gobierno de Mendoza

"Hay que tener cuidado y ser consientes del desgaste de los trabajadores de salud, policía y sociedad en general después de un año de la pandemia", adhirió en MDZ Radio.

El jefe comunal destacó que se trata de una enfermedad compleja que demanda "que tengamos que tomar decisiones diariamente" y que esas decisiones deben "afectar lo menos posible la actividad económica".

En este sentido, destacó que Mendoza el año pasado dio el ejemplo a nivel nacional de este juego de equilibrio entre el seguimiento sanitario y la apertura económica. "Mendoza fue un ejemplo en ese sentido y esperamos que este año se encare de la misma manera", remarcó.

Pero al mismo tiempo, reconoció que hay diferencias entre la realidad actual y la que se vivía en el 2020, por lo que las medidas se deben aplicar con un criterio preciso y entendiendo el desgaste que existe en la ciudadanía. 

"No sirve gastarse todas las medidas en una primera instancia sabiendo que queda un invierno por delante. Hay que prestar atención a los indicadores sanitarios del ministerio de salud y los parámetros que marcan para tomar las medidas necesarias", afirmó en el programa Sonría lo estamos filmando.

En este sentido explicó que, por ejemplo, el año pasado se determinó un cierre total cuando solo se registraban cuatro o cinco casos diarios mientras que después, con 800 casos diarios, había más actividades funcionando. "Hay un aprendizaje en eso", manifestó y remarcó que hay que ser criteriosos a la hora de avanzar con posibles restricciones.

Según explicaron desde Casa de Gobierno, el "menú" de restricciones que se maneja es el mismo del año pasado pero apuntando principalmente a restringir actividades sociales y no económicas. Allí aparecen, por ejemplo, los límites a las reuniones de amigos y familiares o la imposición de salidas según el último número del DNI. También podría ampliarse el alerta sanitaria hasta las 23, como ocurrió durante algunos meses el año pasado.

"Las decisiones se van tomando teniendo en cuenta un análisis día a día y privilegiando el empleo y la economía. También procurando que los chicos puedan ir a la escuela. Respecto a medidas más o menos restrictivas, se determinarán en base a ese  monitoreo", subrayó ayer el ministro de Gobierno, Víctor Ibañez.

Respecto al ámbito deportivo el subsecretario de Deportes, Federico Chiapetta dijo que restringir el público en estadios cerrados es la primera medida y que espera sea la última. "Se va a ir viendo semana a semana según la situación que tenemos. Me parece lógico ir evaluando cada semana la situación", manifestó y dijo que la prioridad en su cartera será salvaguardar la actividad deportiva y la competencia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?