Las 4 recomendaciones del Banco Mundial para que América Latina se recupere

Las 4 recomendaciones del Banco Mundial para que América Latina se recupere

A través del informe “Desatando el potencial de crecimiento de América Central”, el Banco Mundial dio una serie de recomendaciones para que América Latina y el Caribe puedan amortiguar el impacto económico y salir adelante.

Inversor Global

Inversor Global

Por Gonzalo Andrés Castillo

Recientemente, el Banco Mundial desarrolló un estudio denominado Desatando el potencial de crecimiento de América Central en el que se recomienda una serie de medidas que los países de la región deberían llevar a cabo para continuar el desarrollo y no quedarse estancados.

De acuerdo a Jorge Thompson Araujo, gerente de Práctica Macroeconómica del Banco Mundial e investigador participante del informe, “Centroamérica está todavía en niveles similares a los años 50, esto se debe al declive observado en los años 80 producto de la inestabilidad política de la región. Desde principios de los 90, se observa una sostenida recuperación”.

En promedio, durante los últimos 30 años, la economía centroamericana creció en promedio un 4,5% al año, una cifra superior al rendimiento del resto de América Latina y el Caribe. Sin embargo, este desempeño se dio sin un incremento de la productividad.

Para encaminar esta situación a pesar de la pandemia, el estudio revela una serie de pautas a tener en cuenta:

  • Reducir costos y barreras al comercio intrarregional y con México: de acuerdo al Banco Mundial, los aranceles en Centroamérica representan hasta el 74%, mientras que el costo de transporte es de USD 0,17 por tonelada-kilómetro, valores superiores a los USD 0,06 promedios de África.
  • Atraer inversiones privadas y mejorar el sector empresarial: la región necesita grandes inversiones correctamente regularizadas y con un sistema capaz de fiscalizar y hacer alianzas con el sector privado.
  • Invertir en capital humano e infraestructura: el Banco Mundial comenta que es importante desarrollar industrias modernas acordes a las demandas mundiales y formar profesionales de la tecnología y las nuevas comunicaciones.
  • Modernizar los códigos laborales: las normas laborales deben adaptarse a los tiempos que corren y a la nueva normalidad pospandemia, con un fuerte enfoque en el trabajo a distancia y la capacitación en línea.

Siguiendo esta serie de recomendaciones que propone la entidad financiera internacional, Centroamérica y América Latina en general podrían iniciar una nueva etapa de crecimiento que genere desarrollo en la sociedad y mejore la calidad de vida de los ciudadanos.

Temas
Inversor Global

¿Querés recibir notificaciones de alertas?