La alarmante declaración de personal a cargo de camas UTI

La alarmante declaración de personal a cargo de camas UTI

"Necesitamos que las medidas tengan efecto. Que bajen el número de contagios sistemáticamente. Es lo único que puede salvarnos del colapso sanitario", dice un médico que atiende día a día las consecuencias.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Infobae realizó un recorrido por áreas UTI (Unidades de Terapia Intensiva) en hospitales de Buenos Aires, específicamente al Hospital San Martín de La Plata. Entre las descripciones que hizo de los escenarios que encontró, apunta que "algunas cosas han cambiado: la morgue ya no está saturada (el protocolo para el retiro de cuerpos se aceitó), el personal de salud ya no teme enfermarse y morir (están todos vacunados dentro del Hospital), y los tratamientos ya no son extraños para nadie".

El recorrido arrojo que el temor al colapso de las áreas UTI es similar al de comienzo del año 2020, es decir, cuando se inició la pandemia en Argentina; sin embargo, "hay una diferencia fundamental entre ese momento y este: aquel estrés que se vivía en la terapia había llegado paulatinamente, con un crecimiento de casos lento y estable. Esta vez, las UTI del hospital están igual de agitadas pero todo explotó en 10 días".

 

Imagen ilustrativa.

Entre las personas que respondió las preguntas que le hicieron al personal que trabaja en esas áreas estuvo Ana Laura González, Directora Asociada del Hospital. Ella explicó que "el sistema está más cerca de colapsar ahora que antes". 

Entre otras cosas, alertó que el colapso de las camas de terapia intensiva es "la preocupación mayor de todos los que habitamos el sistema de salud. Porque es una situación muy difícil y no estamos lejos de estar en esa situación. Necesitamos que las medidas tengan efecto. Que bajen el número de contagios sistemáticamente. Es lo único que puede salvarnos del colapso sanitario".

Por otra parte, reconoció que el mínimo de tranquilidad que maneja el personal sanitario se debe a haber sido vacunado. Ya que, ahora, si bien el trabajo es igual o de mayor intensidad, por lo menos no están preocupados por enfermarse, atravesar una complicación con la enfermedad o, incluso, morirse.

Sin embargo, esa tranquilidad se ve rápidamente contrastada. Porque "los resultados (que se entregan dentro de la hora), son alarmantes: están teniendo una positividad del 70%". 

"Es decir, de cada 100 personas que testean, cerca de 70 tienen COVID".

Entre las delcaraciones más alarmantes y destacadas, Ana dijo: “Si yo tuviera que darle un mensaje a la comunidad hoy, le diría que no vamos a estar un año encerrados. Que miremos lo que pasa en los países del norte: tuvieron una segunda ola, se guardaron, volvieron a salir".

Por último, reforzó la idea del aislamiento. Refiriéndose de nuevo a los países de Europa, indicó: "Tuvieron una tercera ola, se guardaron, bajó, volvieron a salir. Ahora están enfrentando su cuarta ola. Son unas semanas de cierre, baja, y se vuelve a abrir. Es así. Así que eso, le diría que necesitamos detener la circulación. Sino, colapso inminente ya”. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?