Los intendentes bonaerenses del PRO se unen contra la suspensión de clases presenciales

Los intendentes bonaerenses del PRO se unen contra la suspensión de clases presenciales

Los funcionarios presentaron amparos judiciales para que las escuelas permanezcan abiertas las próximas semanas. También pidieron una reunión con Axel Kicillof.

MDZ Política

MDZ Política

Los intendentes bonaerenses del PRO se se unieron contra la medida nacional por la suspensión de las clases presenciales. Jorge Macri de Vicente López fue a la justicia con un amparo para que las clases sigan en su municipio; Gustavo Posse, de San Isidro, declaró como servicio esencial la educación; y el resto de los intendentes enrolados en el PRO pidieron un encuentro con el gobernador Axel Kicillof para rever esa decisión. En el gobierno bonaerense, no hay margen para volver para atrás con las medidas.

“Voy a hacer todo lo posible por sostener la presencialidad en las aulas. Presentamos un amparo en la justicia para que en Vicente López no cierren las escuelas. Estoy convencido que es el lugar donde los chicos tienen que estar”, remarcó Jorge Macri.

La postura de los intendentes coincide con el mensaje del ex presidente Mauricio Macri, quien sostuvo que “los intendentes tienen la oportunidad de imponer su liderazgo para que las pocas escuelas que están abiertas continúen así. Es fundamental preservar el vínculo entre los alumnos y la escuela y no apoyar fallidas decisiones improvisadas, basadas en la intuición o el miedo".

“Instruí a la Secretaría de Inspecciones y Registros Urbanos del Municipios a seguir trabajando en la ampliación y actualización de los protocolos sanitarios para que las clases puedan seguir impartiéndose de manera presencial”, dice parte del decreto publicado por Infobae que firmó el intendente de San Isidro, Gustavo Posse (UCR), para declarar a la educación como servicio público esencial.

“Lo hemos repetido hasta el cansancio: los contagios no están en las aulas”, deslizó por su parte el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli (PRO). En Olavarría la presencialidad continúa ya que el distrito que no forma parte del AMBA se encuentra en Fase 3.

Asimismo, los jefes comunales del PRO pidieron una reunión con Kicillof como la que mantuvo Horacio Rodríguez Larreta con Alberto Fernández. 

En el gobierno bonaerense aseguran que por el momento no habrá encuentro formal con la oposición. Que tanto el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, como la ministra de Gobierno, Teresa García, mantienen los teléfonos abiertos para canalizar los reclamos. Pero las decisiones adoptadas no se tocan.

Este viernes, en medio de la presión que ejercieron los intendentes del PRO, el gobernador mantuvo un almuerzo con el presidente Alberto Fernández. Analizaron la normativa y las medidas económicas que se van a instrumentar y cómo facilitar el acceso a todo esas alternativas para los comercios afectados. La discusión por la presencialidad en las escuelas del AMBA pareciera ser un capítulo cerrado para el gobierno, al menos hasta el 30 de abril.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?