Finocchiaro: "Este presidente tiene menos mando que De la Rúa"

Finocchiaro: "Este presidente tiene menos mando que De la Rúa"

El ex ministro de Educación de María Eugenia Vidal, primero, y luego de Mauricio Macri, Alejandro Finocchiaro, dijo que un acto de franqueza sería designar al frente del Ministerio de Educación de la Nación a los gremialistas de CTERA. "NIcolás Trotta jamás hubiera cerrado los colegios", manifestó.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

No es casual que se lo vea siempre con una biblioteca rebasada de libros detrás y con otros que toma de apuntes para un ensayo o el nuevo libro que quiere presentar.

No lo dice y tampoco se lo preguntamos, pero queda en claro que él lo arma, lo escribe y lo ejecuta. No dicta ni permite que otros le armen algunos párrafos, como es claro que sucede con los que aparecieron recientemente firmados por todos los políticos más importantes.

Alejandro Finocchiaro es profesor y fue Director General de Escuelas de la Provincia en la primera etapa de la gestión de María Eugenia Vidal y reemplazó luego a Esteban Bullrich cuando se fue del Ministerio de Educación de la Nación a su banca de senador bonaerense. Puede suponerse, entonces, de que sabe de lo que habla, por padecerlo o ejercerlo.

Por eso no extraña que una de sus frases más impactantes haya sido: “Por qué no se dejan de mentir y de poner intermediarios… Los que manejan el ministerio son Baradel (Roberto) y Sonia Alesso de CTERA”.

El ministro Nicolás Trotta había dicho, antes del mensaje presidencial que impuso lo contrario, que la presencialidad no se modificaba y todos los ministros provinciales lo ratificaron. ¿Qué cree que pasó en el medio, hubo presiones sindicales?

Cuando hablamos de los que no quieren volver a clase no hablamos de los docentes sino de CTERA. Y no hubo presiones del gremio porque CTERA es parte del gobierno y maneja el Ministerio.

En los últimos 20 años y salvo en los cuatro que gobernamos nosotros CTERA gobernó el sistema educativo argentino. Hasta me animo a decir que es una hipocresía designar ministros que no sean de CTERA, porque al no conducir se transforman en perros educativos.

Hay que sincerar la discusión, y si el secretario o secretaria general de CTERA, Sonia Alesso o Roberto Baradel, se transforman en ministros de Educación, todos sabemos con quién hablamos. Y ahora, que está en los dos lados del mostrador, es terrible!. Sinceremos las cosas. Si gobiernan el sistema, que gobiernen ellos.

El ministro Trotta, ¿debe continuar al frente del Ministerio?

No quiero ni debo personalizar en el ministro. Yo estuve en ese lugar y sé lo que es. Pero estoy seguro que esta decisión no la tomó él sino CTERA, y el Presidente Alberto Fernández la transcribió en un decreto.

Y eso también se transforma en un problema político de primer nivel. Por primera vez desde que recuperamos la Democracia en 1983 un jefe de Estado no es el que gobierna sino que transcribe lo que dice su vice.

Eso nunca paso, ni siquiera con un supuesto presidente débil como Fernando De la Rúa. Con sus tiempos, sus temores y equivocaciones, sus decisiones eran firmes e inclusive hizo renunciar a su vicepresidente (Carlos Chacho Alvarez).

Chacho Alvarez renunció a su cargo en el gobierno de la Alianza luego que se descubriera un soborno pagado a varios senadores para aprobar una reforma laboral, conocida como la “Ley Banelco”. A pesar del escándalo que escalaba, el presidente De la Rúa no modificó su pésima decisión de sostener a los funcionarios que habían participado de la trama.

Uno de los motivos que suspendieron la asistencia de los chicos a las clases presenciales fueron que la cantidad de gente que se movía y trasladaba a los colegios aumentaba el riesgo epidemiológico. ¿Usted maneja los mismos datos?

Estoy seguro que cuando todo esto termine y se realicen los estudios y las investigaciones pertinentes, se hagan las evaluaciones serias, como las hicimos en nuestro gobierno, se verá que esto habrá provocado trastornos educativos, síquicos, algunos físicos…

Una escuela cerrada también se transforma en un riesgo epidemiológico porque los chicos no están resguardados ni controlados, además de no recibir la educación básica. Los chicos afuera, no están dentro de las casas sino en la calle, jugando y sin control.

Cuando una escuela está cerrada se vulneran otros derechos. Hay muchos menos denuncias de abusos intrafamiliar o callejera. Si estuviera en el colegio, suenan todas las alarmas y el Estado actúa inmediatamente. Al no estar yendo, eso no sucede.

Se detectan casos de violencia familiar, de género… Además del derecho a la Educación se pierden otros muchos derechos al tener las escuelas cerradas.

Usted además fue el Director General de Escuelas en la Provincia y una de las discusiones actuales es cómo llegan los chicos al colegio, en la Ciudad y en el territorio bonaerense. Desde el gobierno de Axel Kicilof se sostiene que en la Provincia tienen que utilizar colectivos, trasladarse varios kilómetros, el cuidado de los padres es más elástico…

Justamente acabo de leer una investigación que reveló que el 50% de los chicos llega al colegio caminando, el 30% usando transporte público y el 20% usando su propio vehículo familiar.

En Dolores, por ejemplo, el intendente me dijo que casi todos van caminando a las escuelas de su pueblo. Lo que dijo el presidente Fernández, que le habían contado, sobre los barbijos o las aglomeraciones, no tiene sentido. Las decisiones de estas características deben adoptarse por datos científicos, estudios, evidencias, pero estos argumentos no se sostienen.

Las escuelas deben ser lo último en cerrarse y lo primero en abrirse. Pero este gobierno militó el cierre desde el primer día de la pandemia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?