Vacuna china: faltan 2 millones de dosis y venció el contrato

Vacuna china: faltan 2 millones de dosis y venció el contrato

La farmacéutica entregó solo 1 millón del contrato por 3 que tiene comprometido. Desde el Gobierno abonaron USD 60 millones en marzo. Al mismo tiempo hay enojos en Rusia por las negociaciones con China. Además, hoy se conoció que la vacuna no es tan efectiva como se creía.

MDZ Política

MDZ Política

Con la intención de “no comprometer las arcas públicas”, el Gobierno firmó contratos parciales con la empresa Sinopharm china para recibir primero un millón de dosis de su vacuna contra la covid-19, y luego 2 millones más. Sin embargo el contrato se venció el 31 de marzo.

Cuando el 1 de abril llegaron a Ezeiza un millón de dosis de la vacuna, la ministro de Salud, Carla Vizzotti, dijo: “Estamos contentos porque con este millón que recibimos hoy vamos a poder continuar avanzando en la vacunación de las personas con alguna condición de riesgo, incluidos los mayores de 60”.

Ahora, ante las consultas del periodismo y del Congreso, la ministra comenta que no hay fecha confirmada para la próxima entrega. “No les podemos decir ni cuántas ni cuándo”, fue su respuesta a la comisión de Salud de Diputados ante las preguntas que le hicieron el miércoles.

El presidente Alberto Fernández, apenas dos días después, intentó calmar la situación, asegurando que las dosis faltantes, 2 millones, podrían llegar “en la segunda mitad de abril”, pero aclaró que eso pasará “si todo se cumple de acuerdo a los que hemos hablado”.

También se espera para esas fechas el arribo de más dosis de la vacuna Sputnik V. “El problema para Rusia sigue siendo la alta demanda que tienen en Europa”, comentó una fuente respecto a las demoras.

Nobleza obliga, esta situación de demora en las entregas no es solo para Argentina. Los proveedores no están cumpliendo con los contratos y siguen exigiendo pago por adelantado. Es por eso que Argentina transfirió USD 60 millones a una cuenta de Sinopharm International Hong Kong Limited”, que en los registros oficiales se pesificó a 5.451.000.000.

Lo particular es que para esa fecha, la Administración Nacional de Medicamentos (ANMAT) todavía no había aprobado el uso de esa vacuna para los mayores de 60 años. Pero ahora la situación es otra. “La ANMAT indicó que la seguridad analizada en el ensayo de Fase III entre el grupo de vacunados y el grupo placebo, resulta con un perfil aceptable y hasta el momento del análisis no hubo eventos adversos inesperados o graves relacionados al producto. La inmunogenicidad correspondiente al grupo etario de mayores de 60 años presenta una cantidad de anticuerpos neutralizantes compatible con el de menores de 59 años”, comunicó el Ministerio de Salud el 25 de marzo.

Vizzotti defendió la estrategia de comprar vacunas a múltiples proveedores. “Si hubiéramos firmado con Pfizer, también nos estarían criticando”, comentó irónicamente ante la comisión de Salud de Diputados.

Cuando llegó el momento de responder sobre los contratos, la ministra le cedió la palabra a Mauricio Monsalvo, subsecretario de Gestión Administrativa, quien admitió: “El contrato con Sinopharm está vencido desde el 31 de marzo”.

Pese a esto, desde la cartera de Salud aseguran que siguen “conversando con todos, incluido Sinopharm”, para adquirir más vacunas. Pero esto no tiene muy contentos a los rusos.

Desde el Kremlim. “No quieren perder ninguna cuota del mercado”, aseguró una fuente de la embajada rusa.

Fuente: Infobae

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?