El sueño de Cristina Kirchner que podría convertirse en pesadilla

El sueño de Cristina Kirchner que podría convertirse en pesadilla

La vicepresidenta apuesta todo a las elecciones legislativas de este año con un sueño que se parece más a una utopía: conseguir los ansiados dos tercios en el Senado para avanzar en piezas clave de la reforma judicial.

MDZ Política

MDZ Política

Ensimismada en su propia agenda política y cada vez más decidida a copar espacios de decisión en el Gobierno, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner apuesta todo a las elecciones legislativas de este año con un sueño que se parece más a una utopía: conseguir los ansiados dos tercios en el Senado para avanzar en piezas clave de la reforma judicial.

Sin embargo, la líder del Frente de Todos entiende que alcanzar ese número está complicado e incluso teme algo peor: perder algunas bancas en favor de la oposición, aseguró el periodista y columnista de MDZ, Beto Valdez, en el programa Somos nosotros, del canal LN+.

"De las 41 bancas del bloque que conduce Cristina Fernández de Kirchner a través de José Mayans, 15 se ponen en juego, mientras que Juntos por el Cambio solo arriesga 9 (de 29). Desde el vamos, el oficialismo por lo menos una banca ya la está perdiendo: corresponde a Chubut, debido a la delicada situación de Mariano Arcioni y porque en la última elección (2015) el peronismo se quedó con las tres bancas, lo cual se va a revertir", detalló.

Pero la sangría podría continuar por resultados adversos en otras provincias. "Algo similar ocurriría en Corrientes, donde el gobernador radical Gustavo Valdés tiene 70% de aprobación y probablemente las dos bancas del Frente de Todos pasen a Juntos por el Cambio. Incluso en Santa Fe habrá que ver lo que ocurra, ya que Omar Perotti está realmente muy complicado".

En ese marco, Valdez aseguró que "la principal preocupación de Cristina Fernández de Kirchner es que lejos de aumentar sus 41 voluntades (en realidad 40, porque José Alperovich está de licencia aunque renueva este año), lo más probable es que pierda algunas bancas. Va a seguir siendo la primera minoría, pero se aleja de los dos tercios" necesarios que le permitirían aprobar sin sobresalto algunas cuestiones como la elección del Procurador.

"Lo único que le queda al Frente de Todos es apostar muy fuerte en la provincia de Buenos Aires para mostrar un triunfo electoral, porque quizás es lo único que importa en términos políticos", añadió el comunicador en relación a la pérdida de masa electoral que enfrentaría el oficialismo debido a la crisis económica y la pandemia de coronavirus.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?