El proyecto opositor que toma el Frente de Todos para postergar las PASO

El proyecto opositor que toma el Frente de Todos para postergar las PASO

Propone fijar las primarias el segundo domingo de septiembre, en línea con la pretensión del Gobierno. Lo presentaron diputados radicales cercanos a Martín Lousteau.

Mariano Spezzapria

Mariano Spezzapria

En una jugada cargada de picardía política, la coalición oficialista Frente de Todos rescató del olvido un proyecto presentado por un grupo de diputados radicales, cercanos a Martín Lousteau, y ahora lo lleva como estandarte en su objetivo de postergar las PASO a causa de la pandemia. La iniciativa propone que las elecciones primarias se realicen el segundo domingo de septiembre.

El proyecto lleva la firma de la diputada Carla Carrizo (UCR-CABA) y lleva las adhesiones de sus correligionarios Emiliano Yacobitti, Dolores Martínez, Ximena García, Lorena Matzen, Gabriela Lena y Miguel Nanni.

Puntualmente, la iniciativa propone una serie de modificaciones a la ley 26.571 "de democratización de la representación política, la transparencia y la equidad electoral" que fija, entre otros temas, los criterios para las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias en la Argentina.

Uno de los cambios establece que "la convocatoria a elecciones primarias la realizará el Poder Ejecutivo nacional con una antelación no menor a los 90 días previos a su realización. Las elecciones previstas en el artículo anterior deben celebrarse el segundo domingo de septiembre del año en que se celebren las elecciones generales previstas en el artículo 53 del Código Electoral Nacional".

De esta manera, la intención de llamar a una PASO el 12 de septiembre y "acortar el tiempo entre las primarias y las elecciones generales con el objetivo de evitar que las campañas políticas y los procesos electorales ocupen gran parte del año", indicaron desde el bloque radical para explicar el proyecto.

Señalaron también que "los avances tecnológicos de los últimos años sumados a la experiencia acumulada en los once años por todos los actores institucionales que participan en la organización de las primarias y las elecciones generales, permiten realizar estas modificaciones".

Por otra parte, contempla cambios para "disminuir los topes de gastos de campaña de los partidos políticos y alianzas que no presenten listas alternativas en las primarias de 50% del gasto de las generales al 25%" y establece que "el orden de lo/as candidato/as respete los votos y la paridad de género por lista interna a la hora de la conformación de las listas para la elección general".

Y agrega un texto en el actual artículo 18 de la ley 26.571 que sostiene que las PASO "rigen para seleccionar los cargos públicos electivos de todas las agrupaciones políticas y como parte integrante del proceso electoral y del sistema electoral argentino no pueden ser suspendidas para ninguna categoría de cargos públicos electivos nacionales".

"Se intenta garantizar la permanencia de las Paso declarándolas no susceptibles de ser suspendidas, para generar certidumbre e institucionalización de las reglas electorales", remarcaron desde la bancada de la UCR, cuando presentaron la iniciativa. Por eso, el radicalismo porteño se vio prácticamente obligado a despegarse de la propuesta del Gobierno.

En rigor, el expediente fue presentado por Carla Carrizo en la Cámara de Diputados el 14 de diciembre del 2020 en medio de la avanzada de parte de un grupo de gobernadores para suspender las PASO debido a la pandemia por el coronavirus y al gasto que demandaría la organización de la jornada electoral.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?