Cuál es la estrategia de Martín Guzmán para ganarse a Cristina Kirchner

Cuál es la estrategia de Martín Guzmán para ganarse a Cristina Kirchner

El ministro de Economía buscará convencer a la vicepresidenta de que acepte el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) con dos argumentos clave que podrían redefinir la relación de poderes en el seno del Frente de Todos.

MDZ Política

MDZ Política

Ante las mayores reticencias de Cristina Fernández de Kirchner respecto a la política económica del Gobierno, el ministro de Economía, Martín Guzmán, buscará convencer a la vicepresidenta de que acepte el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) con dos argumentos clave que podrían redefinir la relación de poderes en el seno del Frente de Todos.

Según explicó el periodista Manuel Adorni en el programa El diario de Leuco, del canal LN+, el “desafío más importante” de Guzmán “es meterse en el seno del Instituto Patria para convencer a Cristina Kirchner de que hay que acordar con el FMI”. 

“Las generalidades ya están acordadas: un convenio a 10 años que comienza a pagarse en 4 años y medio, y la única exigencia del Fondo es que la Argentina muestre un sendero de equilibrio fiscal en los próximos 3 años. Esto que parece totalmente lógico, Cristina directamente no lo quiere”, enfatizó. 

Teniendo en cuenta que en sus últimas apariciones públicas, la vicepresidenta aseguró que el Gobierno “no tenía plata para pagar la deuda” con el organismo multilateral y que solo aceptaría un plan de pago a 20 años, Adorni develó la estrategia del ministro para endulzar la postura del kirchnerismo duro: “Primero, les va a decir que los pagos empezarán en el 2026, una vez que haya pasado el primer gobierno de Alberto Fernández y, en caso de reelegirse, también sería después de las legislativas de 2025”. 

“Además, les asegurará que en ese año se podría renegociar con un nuevo acuerdo de facilidades extendidas, lo que permitiría patear el pago al Fondo por otros 10 años para que efectivamente se cumplan las dos décadas que pide el núcleo duro del kirchnerismo”, detalló.

Según Adorni, el principal atractivo de ese planteo “es que los grandes compromisos serían pagados por los futuros gobiernos y no por el propio kirchnerismo”.

Para mostrarse proclive a las exigencias del ala dura del Frente de Todos, mencionó el comunicador, Guzmán empezó a cambiar su discurso, diciendo que “el Fondo está un poco más ‘heterodoxo’, que la inflación es multicausal y no solo culpa de los gobiernos, y que el FMI aceptará que el Gobierno amplíe el gasto para crecer”. 

“Una frase genial repetida por Guzmán es que desde el FMI le están pidiendo ‘ajustes fiscales no obligatorios’, pero la realidad es que Guzmán sabe muy bien que si en tres años tiene que lograr no gastar más de lo que tiene y la Argentina no crece, lo único que le quedará es ajustar el gasto público. Pero la pelea radica en que el kirchnerismo duro quiere que esta discusión no se dé nunca”, concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?