El "cansancio" de Alejandro Bermejo intriga al PJ mendocino

El "cansancio" de Alejandro Bermejo intriga al PJ mendocino

El diputado nacional tomó la decisión de abandonar el cargo. Su hermano Adolfo aclaró que no lo hace por razones políticas ni de salud, y que tampoco tiene ningún cargo en vista. "Por ahora quiere alejarse y descansar de todo", dijo. La derrota a manos de La Cámpora que influyó en el desenlace.

Juan Carlos Albornoz

Juan Carlos Albornoz

El propio peronismo mendocino todavía está buscando razones para la sorpresiva renuncia a la banca de diputado nacional de Alejandro Bermejo. Pero por ahora, no asoman motivaciones políticas ocultas. Solo aparecen como explicaciones su incomodidad con el cargo que ocupaba y el "cansancio" que arrastra desde hace más de un año.

Quien asumió hoy la responsabilidad de dar algunas explicaciones fue su hermano, el senador Adolfo Bermejo. "Hace unos meses que Alejandro venía con esta idea. Es lo que él ha expresado en las redes sociales. No tiene que ver con la política ni con la salud, como ha estado dando vueltas", afirmó a MDZ el legislador provincial.

Adolfo Bermejo también expresó con contundencia que por ahora Alejandro no tiene horizonte en la política. "Pasado un tiempo va a volver a esa actividad de militancia, porque es lo que lo apasiona. Pero ahora quiere alejarse y descansar de todo esto. Y no tiene ninguna propuesta", aseguró.

El diputado nacional sorprendió hoy con un mensaje de despedida en las redes sociales en la que no dejó ver ningún indicio de conflictividad política. "No hay historias raras, es cansancio y agotamiento. Él venía de una gestión con un ritmo y pasó a otro ámbito donde le costó adecuarse", expresó su hermano.

Estas explicaciones son parecidas a las que se daban en 2018, cuando Alejandro Bermejo decidió no competir por otra reelección como intendente de Maipú (por entonces no había ninguna enmienda que se lo impediese) y le allanó el camino para ser su sucesor al intendente actual, Matías Stevanato.

El ex intendente luego dilató muchísimo su decisión de ser precandidato a gobernador, a pesar de que el peronismo orgánico, a coro, se lo pedía. La derrota que sufrió ante La Cámpora en 2019 fue un golpe casi definitivo, aunque la historia siguió un poco más.

Decidida a dar un gesto de unidad, Anabel Fernández Sagasti consiguió que Bermejo tuviera un espacio en la lista de candidatos a diputados nacionales. Logró que ocupara el segundo lugar en la nómina, detrás de la camporista Marisa Uceda. El resto de la lista también era kirchnerista. 

Hizo campaña para la elección nacional de forma casi simbólica y, después de que llegó a la banca, nunca tuvo protagonismo. Ahí se terminó de cansar.

Pero si algo caracteriza a los hermanos Bermejo es que son peronistas orgánicos. Por eso, cuando hoy le preguntaron a Adolfo en Radio Nihuil por el estado del peronismo mendocino, buscó ser concluyente, para que nadie sospeche que hay tensiones. "El peronismo está ordenado en Mendoza, los bloques están unificados y los intendentes están trabajando en unión con nosotros y las autoridades partidarias", relató. Si las cosas no fueran tan así, no son Adolfo o Alejandro Bermejo quienes lo van a revelar. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?