Nada cambia en el AMBA: no hubo cierres en las actividades municipales

Nada cambia en el AMBA: no hubo cierres en las actividades municipales

Hasta el momento, ningún municipio del AMBA modificó su trabajo normal ni dispuso un asueto administrativo dado que la mayoría de las intendencias ya venían trabajando con un reducido equipo laboral en todas las áreas.

Alejandro Cancelare

Alejandro Cancelare

El único intendente que dijo públicamente que no acompañará las medidas sugeridas por el Gobierno nacional para evitar una nueva ola de covid masiva fue Guillermo Montenegro, jefe comunal del más turístico municipio de la Provincia de Buenos Aires, General Pueyrredón, quien no quiere ver opacada la afluencia de turistas el próximo fin de semana largo.

Montenegro dijo que en Mar del Plata, Chapadmalal, y otras localidades que integran su distrito, "no sufrirán ninguna modificación laboral" y que las puertas de su distrito estarán abiertas como hasta ahora. Lo que no dijo es que, como sucede en el resto de las localidades, todas están trabajando con un porcentaje que no supera el 40% de los empleados totales, y cada área tiene una autonomía de presencialidad por su posibilidad laboral "a distancia".

Hoy todos los municipios del AMBA abrieron sus puertas normalmente, aunque en algunas se observó mayor rigurosidad en la zona de ingreso a sus edificios públicos. Nuevamente aparecieron los empleados tomando la temperatura con rigurosidad y colocando alcohol en gel a todos los que iban a hacer algún trámite.

Desde marzo pasado, producto del aislamiento social obligatorio, sólo los trabajadores esenciales siguieron trabajando de manera presencial, aunque esas mismas oficinas decidieron recibir todos los tramites con turno previo, con lo cual se pudo reasignar a más de la mitad del personal a trabajos remotos desde sus hogares.

El otro elemento por el cual no hubo grandes modificaciones laborales tras los anuncios del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y la ministra de Salud, Carla Vizotti es que un porcentaje importante de empleados municipales son mayores de 55 años o están catalogados como pacientes de riesgo por alguna insuficiencia en su estado de salud. Estos casi no asisten a sus lugares de trabajo desde marzo del año pasado. 

Las cajas municipales siguieron abiertas como así también los dispositivos de recolección de residuos, servicios urbanos y cementerios, entre otros servicios que brindan los distritos. Desde hace tiempo es muy difícil ver a más de tres empleados en las áreas que no son de estricta atención al vecino. 

La administración provincial de Axel Kicillof sí mostró mayor rigurosidad para la atención de los contribuyentes. Si bien toda la administración bonaerense está trabajando con turnos o directamente online, como los registros civiles, tribunales y la antigua Rentas, hoy llamada Agencia de Recaudación de Buenos Aires, hubo oficinas que directamente no abrieron sus persianas. 

Desde que comenzó la pandemia, en consonancia de una cuarentena estricta siempre solicitada por el gobernador, es muy engorroso y hasta imposible conseguir audiencias para todo tipo de trámite provincial, desde sucesiones, casamientos y divorcios. 

En estos momentos varios intendentes dijeron estar hablando con sus pares e inclusive con el gobierno de la Provincia para determinar si hay consenso para tomar una única resolución. Teresa García, ministro de Gobierno bonaerense, está decidiendo en estos momentos los pasos a seguir. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?