El oscuro panorama que se avizora en el futuro Mendoza

El oscuro panorama que se avizora en el futuro Mendoza

Mendoza lleva 12 años sin que crezca el empleo privado y los jóvenes quedan fuera del sistema. Desde el sector empresario aseguran que la dirigencia política no ha estado a la altura para sentarse a discutir soluciones.

Mariano Bustos

Mariano Bustos

Los mendocinos nos caracterizamos por estar orgullosos de nuestra tierra. A diferencia de otras provincias, existe un sentido de pertenencia y una convicción de que somos un pueblo emprendedor y transformador que supo convertir en oasis el desierto. Sin embargo, ese orgullo hace que sea difícil entender la gravedad de la situación económica en la que se encuentra la provincia. Y es por ello que empresarios crearon una "Mesa de la Producción y el Empleo" con el objetivo de darle un cachetazo de realidad a los políticos locales para que dejen de concentrarse en chicanas electorales y se sienten a trabajar en políticas de Estado.

"Creo que hay una concepción en la Nación de que Mendoza es rica y por eso se le da poco. Hoy Mendoza es pobre como muchas de las provincias del norte. Tiene el 50% de pobreza y hace 10 años que no genera empleo privado. Es una provincia que no tiene un objetivo claro, ni vectores de crecimiento", explicó el presidente de Asinmet, Julio Totero

"Nosotros como mendocinos nos jactamos de muchas cosas, pero tenemos que mostrar esas otras que nos duelen para poder cambiarlas y hacer políticas de transformación", explicó en MDZ Radio el presidente de la UIM, Mauricio Badaloni y aseguró que la provincia se encuentra en una situación económica preocupante y que se necesitan políticas de Estado para salir de ella. En ese sentido, le pidió a la dirigencia política salir de las chicanas electorales y encarar temas profundos.

"Vemos que la política llega hasta ahí... hasta cuando el voto le conviene. Hay mezquindad en muchas cosas. Unos no quieren aceptar la derrota y otros no quieren ceder porque ganaron, pero entonces ¿quién se acuerda de todos nosotros? Argentina crece al 0,6 % y Mendoza al 03% en los últimos diez años", subrayó el presidente de la UIM dejando claro que Mendoza está lejos de ser la tierra pujante que muchos creen que es.

"Los políticos dicen una cosa -como que quieren generar empleo- pero después vuelven a poner un impuesto a los emprendedores", cuestionó el empresario y se quejó de que es muy difícil dialogar con los dirigentes porque no existen criterios unificados ni visión a largo plazo.

En esa línea, se quejó de que el juego de la política es plantear todo como si se tratase de un River-Boca en términos de una grieta insalvable, cuando en realidad lo lógico sería estar por encima de eso. "No necesitamos un River-Boca, necesitamos que los políticos sean la selección argentina y estén por encima de esas diferencias", manifestó.

"Vemos que la política no avanza. No avanzamos en muchos temas y después observamos las consecuencias", remarcó Badaloni en el programa Sonría lo estamos filmando. "Domina la agenda una política de corto plazo. Cada dos años elecciones. Tenemos que interpelarnos como ciudadanos y no jugar el juego de la política. Jugar un juego de decisiones de fondo", aseveró y dijo que la Mesa de la Producción y el empleo apunta justamente a eso, a dar herramientas para construir trabajo.

"Tenemos que ponernos de acuerdo y llevar soluciones de forma conjunta. Si el político se da cuenta y la sociedad lo exige, se van a hacer cambios", manifestó. Y en ese punto, cuestionó la frivolidad de los debates políticos y cómo se cruzan en las redes sociales donde salen a hacer posteos.

Justamente, ese fue otro punto que cuestionó el secretario de Asinmet, Julio Totero. En concreto, se quejó del nivel formativo de los legisladores y pidió profesionalizar la política para poder tener debates serios y profundos. "Hay momentos en que no se puede debatir con la política haciendo clara referencia a la Legislatura. Es muy difícil establecer diálogos que apunten al desarrollo porque el perfil de los legisladores va más a lo social y no a lo productivo. Nos está costando mucho ese diálogo", aseguró.

"Venimos hace 10 o 12 años sin generar empleo. Hay que discutir con los mendocinos para que todos entendamos que tenemos que hacer actividades que hoy están vedadas en la provincia. Tenemos que interpelar a la política para que deje de pensar en las elecciones y empiece a pensar un poco más en las necesidades de la gente. Y la gente también debe reclamarle eso a la política", finalizó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?